Saturno

Cassini revela reconexiones magnéticas producidas por la rotación rápida del planeta en la cara diurna de Saturno

Posted on

Cassini revela reconexiones magnéticas producidas por la rotación rápida del planeta en la cara diurna de Saturno

POR AMELIA ORTIZ · PUBLICADA 6 JUNIO, 2018 ·
6/6/2018 de Liège Université / Nature Astronomy


Ilustración de artista de un episodio de reconexión magnética detectado por la misión internacional Cassini en Saturno. La curva naranja es el frente de choque formado por el viento solar (procedente de la parte izquierda de la imagen) al encontrarse con la magnetosfera de Saturno. La curva gris es la magnetopausa, la frontera que separa la magnetosfera (a su derecha) del plasma que la rodea. Las líneas azules son las líneas del campo magnético en la magnetofsera del planeta. Crédito: ESA.

Datos captados por la sonda Cassini y analizados por un equipo internacional de investigadores revelan, por primera vez, que un fenómeno llamado reconexión magnética (que en la Tierra puede perturbar las señales de GPS) puede producirse en la cara diurna de Saturno muy por debajo de la frontera que separa el plasma planetario del interplanetario, conocido como magnetopausa.

Esto es sorprendente porque los científicos pensaban que la reconexión magnética en la cara diurna solo puede ocurrir en la magnetopausa, y que la rotación rápida del planeta no podía producir la reconexión magnética durante el día.

[Fuente]

Anuncios

En el latido atmosférico de Saturno

Posted on Actualizado enn

Tormentas gigantescas que producen palpitaciones en el latido atmosférico de Saturno

por Amelia Ortiz · Publicada 14 diciembre, 2017 .
14/12/2017 de ESA / Nature Astronomy


Las inmensas tormentas boreales de Saturno pueden perturbar los patrones atmosféricos del ecuador del planeta, según la misión internacional Cassini. Este efecto se observa también en la atmósfera de la Tierra, lo que sugiere que los dos planetas son más parecidos de lo que se pensaba.

A pesar de sus considerables diferencias, las atmósferas de la Tierra, Júpiter y Saturno muestran un fenómeno asombrosamente similar en sus regiones ecuatoriales: patrones verticales, cíclicos, que se mueven hacia abajo, de temperaturas alternantes y sistemas de vientos que se repiten con un periodo de varios años. Estos patrones, conocidos como Oscilación Cuasi-Periódica en Saturno y Oscilación Cuasi-Cuadrienal en Júpiter, debido a su parecido con la llamada Oscilación Cuasi-Bienal de la Tierra, parecen ser una característica que define a las capas medias de una atmósfera planetaria.

“Estas oscilaciones pueden ser interpretadas como los latidos de un planeta”, afirma Leigh Fletcher (Universidad de Leicester). “Cassini las observó en Saturno hace una década y las observaciones desde Tierra las han detectado en Júpiter también. Aunque las atmósferas de lejanos planetas gigantes de gas parecen completamente diferentes a la nuestra, cuando miramos con detenimiento empezamos a descubrir estos patrones naturales familiares”.

“Estudiamos datos del ‘latido’ de Saturno que se repite cada 15 años aproximadamente, encontrando una gran perturbación, una palpitación (por continuar con la analogía) entre 2011 y 2013, durante el cual la región ecuatorial se enfrió exageradamente”, explica Sandrine Guerlet (Laboratoire de Météorologie Dynamique). “Al comprobar cuándo se había producido, nos dimos cuenta de que había sido justo después de la erupción de una gran tormenta que rodeó el hemisferio norte entero de Saturno. Esto sugiere una relación entre los dos fenómenos: pensamos que la actividad ondulatoria asociada con esta tormenta enorme se dirigió hacia el ecuador y perturbó la Oscilación Cuasi-Periódica, ¡a pesar de que la tormenta tuviera lugar a miles de kilómetros de distancia!” .

[Fuente]

Imagen final de despido de Cassini

Posted on

Mosaico de imágenes de Cassini: una despedida de Saturno

por Amelia Ortiz · Publicada 22 noviembre, 2017 ·
22/11/2017 de JPL


Tras más de 13 años en Saturno, y con su suerte echada, la nave espacial Cassini de NASA se despidió del sistema saturnal captando este último mosaico final de Saturno y sus anillos dos días antes de la dramática destrucción de la nave zambulléndose en la atmósfera del planeta. Crédito: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute.

En una apropiada despedida al planeta que fue su hogar durante más de 13 años, la nave espacial Cassini dio una última mirada reposada a Saturno y sus espléndidos anillos durante el tramo final de su viaje, tomando una serie de imágenes que han sido encajadas en un nuevo mosaico.

La cámara de gran campo de Cassini obtuvo 42 imágenes en los colores rojo, verde y azul, cubriendo el planeta y sus anillos principales de un extremo al otro, el pasado 13 de septiembre de 2017. Los científicos reunieron estas instantáneas creando una imagen en color natural. La escena también incluye las lunas Prometeo, Pandora, Jano, Epimeteo, Mimas y Encélado.

[Fuente]

Los anillos de radiación de Saturno

Posted on

Los anillos de radiación de Saturno: una rareza en el Sistema Solar

por Amelia Ortiz · Publicada 31 octubre, 2017 ·
31/10/2017 de Max Planck Institute for Solar System Research / Nature Astronomy


Diagrama de los cinturones de radiación alrededor de Saturno, en código de color según su intensidad (rojo más intenso, azul más débil). Crédito: MPS, imagen de Saturno de NASA/JPL/Space Science Institute.

Los cinturones de radiación de la Tierra y de Saturno difieren mucho más de lo que se pensaba. En estos cinturones, partículas muy energéticas, como electrones y protones, se mueven alrededor del planeta a altas velocidades capturados por su campo magnético. En el caso de la Tierra, el viento solar, una corriente de partículas cargadas procedentes del Sol que varía en fuerza, controla la intensidad del cinturón de radiación directa e indirectamente. Los cinturones de radiación de Saturno, sin embargo, se desarrollan completamente independientes del viento solar y están, por el contrario, decisivamente influidos por las lunas del gigante de gas.

La actividad del Sol – y con ella la fuerza del viento solar – sigue un ciclo de once años. Investigar la influencia a largo plazo del viento solar sobre los cinturones de radiación de un planeta requiere, por tanto, de paciencia y de misiones espaciales de duración considerable. “Si la misión Cassini en el sistema de Saturno hubiera finalizado tras cuatro años, como se planeó inicialmente, nunca habríamos podido obtener estos resultados”, explica el Dr. Elias Roussos (MPS). Gracias a que la misión fue extendida en varias ocasiones, Cassini pudo registrar la distribución de partículas con carga eléctrica en los alrededores de Saturno durante un periodo de tiempo que incluye un ciclo solar completo. “Datos in-situ tan extensos sobre los cinturones de radiación de un planeta sólo están disponibles para la Tierra”, explica el Norbert Krupp (MPS).

Tal como demuestran los datos de Cassini, los cinturones de radiación de protones de Saturno son gigantes: alcanzan desde el anillo más interior del planeta hasta la órbita de la luna Tetis, esto es, más de 285 000 kilómetros por el espacio. Una diferencia importante con la Tierra: mientras que nuestra Luna está situada mucho más allá de los límites de la magnetosfera y de los cinturones de radiación, los cinturones de radiación de Saturno contienen varios de sus satélites, como las grandes lunas Jano, Mimas y Encélado.

“Las lunas de Saturno influyen decisivamente sobre los cinturones de radiación”, afirma Krupp. Actúan como una especie de muro fronterizo frente a partículas muy energéticas, en particular protones. Los protones que se difundan hacia el interior desde su lugar de origen son absorbidos y por tanto detenidos, cuando interaccionan con una luna. “Esto crea áreas en el cinturón de radiación que están completamente aisladas unas de otras”, explica Roussos. A diferencia de Saturno, las partículas que se forman fuera de los cinturones de radiación de la Tierra pueden viajar hacia el interior y reabastecer sus contenidos.

[Fuente]

Últimas pasadas de la sonda Cassini sobre Saturno

Posted on

Últimas cinco órbitas alrededor de Saturno

Esta representación artística muestra la nave espacial Cassini que hace que uno de sus últimos cinco inmersiones a través de la atmósfera superior de Saturno en agosto y septiembre de 2017. Crédito: NASA / JPL-Caltech

La nave espacial Cassini de la NASA entrará en su fase última misión “el gran final”, y se prepara para realizar una serie de pases ultra estrechos a través de la atmósfera superior de Saturno con sus últimas cinco órbitas alrededor del planeta.

Cassini hará que su primer pase el domingo 13 para gran parte de América y/o el lunes 14 de agosto para Europa, Africa y Asia. Estará entre 1.630 y 1.710 kilómetros por encima de las nubes de Saturno.

Se espera que la nave espacial al encontrarse con una atmósfera suficientemente densa como para requerir el uso de sus pequeños propulsores, para mantener la estabilidad -condiciones similares a las encontradas durante muchos de encuentros cercanos de la luna de Saturno, Titán, que tiene su propia atmósfera densa.

Dijo Earl Maize (JPL) “Gracias a nuestra experiencia pasada, el equipo confía en que se entiende cómo la nave espacial se comportará a las densidades atmosféricas que nuestros modelos predicen.”

Se prevee que los propulsores funcionen entre un 10 y 60 por ciento de su capacidad. Si los propulsores se ven obligados a trabajar más duro -es decir, ante una atmósfera más densa- los ingenieros aumentarán la altura en las órbitas posteriores. Se refiere a que los propulsores serán utilizados para elevar la altura de máxima aproximación para los próximos pasos, probablemente por cerca 200 kilómetros más alto sobre Saturno.

En cambio si el ambiente es menos densa de lo esperado durante los primeros tres pases, los ingenieros pueden utilizar la alternativa de bajar la altura máxima de aproximación de las dos últimas órbitas, también en alrededor de 200 kilómetros por debajo. Si lo hace, permitiría a los instrumentos científicos de la sonda Cassini, especialmente el espectrómetro de masas neutral y de iones (INMS), para obtener datos sobre la atmósfera de las nubes superiores del planeta.

“Ya que hace que estas cinco inmersiones en las atmósfera alta de Saturno, seguido de su paso final, Cassini se convertirá en la primera sonda atmosférica de Saturno,” dijo Linda Spilker (JPL). “Ha sido durante mucho tiempo un objetivo prioritario en la exploración planetaria al enviar una sonda dedicada a la atmósfera de Saturno, y estamos preparando el terreno para la futura exploración con esta primera incursión.”

Otros instrumentos de Cassini harán observaciones detalladas, de alta resolución de las auroras, la temperatura de Saturno, y los vórtices en los polos del planeta. Su radar mirar profundamente en la atmósfera para revelar características de pequeña escala tan fina como de 25 kilómetros de ancho -casi 100 veces más pequeño- que la nave pudo observar antes de la gran final.

Su caída fina está prevista por ahora para el 15 de septiembre. Durante el paso de media órbita, el plan es tener siete instrumentos científicos de Cassini, incluyendo INMS, encendido e informar mediciones en tiempo real. Se espera que la nave espacial para llegar a una altitud donde la densidad atmosférica es aproximadamente el doble de lo que se encuentra durante sus últimos cinco pases. Una vez que Cassini llegue a ese punto, sus propulsores ya no serán capaces de trabajar en contra de la presión de la atmósfera de Saturno para mantener la antena de la nave espacial apuntando hacia la Tierra, y el contacto de forma permanente se pueden perder. La nave espacial se romperá como un meteoro momentos después, poniendo fin a su larga y gratificante viaje.

[Fuente]

Estructuras en el anillo C de Saturno

Posted on

Saturno sorprende mientras Cassini continúa hacia su Gran Final

por Amelia Ortiz · Publicada 25 julio, 2017 ·
25/7/2017 de JPL

Imágenes recientes de estructuras en el anillo C de Saturno llamados “plateaus” han hecho todavía más profundo el misterio que les rodea. Resulta que estas bandas brillantes tienen una textura a rayas que es muy diferente de las texturas de las regiones vecinas. Crédito: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute.

Mientras la nave espacial Cassini de NASA realiza sus cruces semanales sin precedentes entre Saturno y sus anillos, los científicos están descubriendo – de momento – que el campo magnético del planeta no tiene una inclinación apreciable. Esta observación sorprendente, que significa que la duración verdadera de un día de Saturno es todavía desconocida, es sólo uno de varios resultados iniciales de la fase final de la misión de Cassini, conocida como el Gran Final.

Otros resultados científicos destacables recientes incluyen datos prometedores sobre la estructura y composición de los anillos de hielo, junto con imágenes de alta resolución de los anillos y la atmósfera de Saturno.

En base a los datos obtenidos por el magnetómetro de Cassini, el campo magnético de Saturno parece estar sorprendentemente bien alineado con el eje de rotación del planeta. La inclinación es mucho menos de 0.06 grados. Esta observación contradice las ideas teóricas de los científicos acerca de cómo son generados los campos magnéticos planetarios. En teoría, esto campos necesitan tener un cierto grado de inclinación para mantener corrientes fluyendo a través del metal líquido del interior de los planetas (en el caso de Saturno se piensa que es hidrógeno metálico líquido). Sin inclinación las corrientes acabarían cesando y el campo desaparecería.

La investigadora Michele Dougherty (Imperial College, London) y su equipo piensan que alguna característica de la profunda atmósfera del planeta podría estar enmascarando el verdadero campo magnético interno, así que continuarán analizando datos durante lo que queda de misión, incluyendo durante la zambullida final hacia Saturno.

Una inclinación del campo magnético haría que la oscilación diaria del interior del planeta fuera observable, revelando así la duración de un día de Saturno, todavía desconocida.

[Fuente]

Enorme corriente ecuatorial

Posted on

Revelan las peculiaridades de la enorme corriente ecuatorial de la atmósfera de Saturno
14/11/2016 de Universidad del País Vasco / Nature Communications

The planet Saturn observed using the Wide Field Camera 3 of the Hubble Space Telescope on 30 June, 2015. The box shows the equatorial storm

El planeta Saturno, observado con la cámara WFC 3 del telescopio espacial Hubble, el 30 de junio de 2015. El recuadro muestra la tormenta en el ecuador. Crédito: Grupo Ciencias Planetarias UPV/EHU, NASA, ESA.

La atmósfera del planeta Saturno, un planeta gigante gaseoso diez veces mayor que la Tierra, compuesto principalmente de hidrógeno, posee una corriente más intensa y ancha que los demás planetas del Sistema Solar. Los vientos que soplan a velocidades de hasta 1650 km/h de oeste a este en la atmósfera ecuatorial, tienen una fuerza trece veces mayor que el más destructivo de los huracanes que se forman en el ecuador de la Tierra.

Esta enorme corriente, además, se extiende a lo largo de 70000km de norte a sur, más de cinco veces el tamaño de nuestro planeta. Todavía no existe una teoría capaz de explicar la naturaleza de esta corriente ni las fuentes de energía que la alimentan.

“En junio del año pasado, utilizando un sencillo telescopio de 28 cm que pertenece a  Aula EspaZio Gela, descubrimos la presencia de una mancha blanca en el ecuador de Saturno que se movía a velocidades de 1600 km/h, una velocidad que no se había observado en Saturno desde 1980”, explica Agustín Sánchez-Lavega (UPV/EHU). Observaciones realizadas un mes después con la cámara PlanetCam instalada en el telescopio de 2.2 m del Observatorio de Calar Alto (Almería, España), permitieron confirmar la velocidad de esta estructura.  Las imágenes obtenidas por otros observadores en distintos países utilizando telescopios pequeños también se emplearon en el estudio. Los investigadores estudiaron el fenómeno con detalle tras conseguir tiempo de observación en el telescopio espacial Hubble concedido por el director para captar imágenes de Saturno en una época en la que la sonda Cassini, que se halla en órbita alrededor del planeta, no podía ofrecer imágenes buenas.

Estudiando el movimiento de las nubes que formaban la mancha blanca (una enorme tormenta de 7000 km) y las presentes en las zonas adyacentes, los investigadores pudieron obtener información nueva y valiosa sobre la estructura de la enorme corriente ecuatorial. Además midieron la altura de las distintas estructuras atmosféricas y determinaron que los vientos aumentan dramáticamente a menor altura en la atmósfera. Alcanza los 1100 km/h en la alta atmósfera pero llegan a los 1650 km/h a una profundidad de unos 150 km. Además, mientras que el viento profundo es estable, en la alta atmósfera la velocidad y anchura de la corriente ecuatorial son altamente variables, quizás debido al ciclo estacional de insolación de Saturno, y su intensidad aumenta con el cambio de las sombras de los anillos sobre el ecuador.

[Noticia completa]

 Actualizada (Lunes, 14 de Noviembre) http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=7947%3Arevelan-las-peculiaridades-de-la-enorme-corriente-ecuatorial-de-la-atmosfera-de-saturno&catid=52%3Anoticosmos&Itemid=74&lang=es