Posible impacto de cuerpo cometario

Posted on

Cometa pudo haber golpeado la Tierra tan sólo 10 millones de años, tras la extinción de los dinosaurios.
Por Paul Voosen

impacto-cometa_hace-10-millones

Hace unos 56 millones de años un aumento la presencia de carbono en la atmósfera de la Tierra pudo haber elevando las temperaturas de 5°C a 8°C y causando enormes migraciones de vida silvestre, en un escenario que podría reflejar el futuro del mundo, gracias al calentamiento global.
Pero lo que ha desencadenado este denominado Máximo Térmico del Paleoceno-Eoceno (PETM) sigue siendo todo un misterio.

Ahora, en nuevo trabajo presentado el 27 de septiembre en la Reunión Anual de la Sociedad Geológica de América y publicado esta semana en Science, un grupo de científicos refuerza la afirmación de que el impacto de un pequeño cometa pequeño dio inicio al denominado PETM (Paleocene-Eocene Thermal Maximum), removiendo el carbono a solo 10 millones años; después de que un evento similar que diezmara a los dinosaurios.

El grupo anunció el descubrimiento de la presencia de esferas vidriosos y oscuros, ubicadas en ocho núcleos de sedimentos ligados al inicio del PETM, esferas que a menudo son asociadas a impactos de cuerpos interplanetarios menores. Morgan Schaller, un geoquímico en el Rensselaer Polytechnic Institute en Troy, Nueva York, fue quién presentó el trabajo del equipo. Las esferas estaban escondidos a primera vista entre los sedimentos o arcillas asociadas de la costa de Nueva Jersey.

Para un proyecto de verano, Schaller y Megan Fung (su estudiante graduado y coautor) investigaron los sedimentos en busca de los fósiles de organismos microscópicos llamados foraminíferos, que se utilizan a menudo como herramienta de datación. Pero en lugar de encontrar estos clásicos fósiles, descubrieron una serie de esferas vidriosas y oscuras. Las esferas parecían microtectitas, esos escombros que son creados y lanzados en todas direcciones cuando un cometa o asteroide chocan con la tierra a muy alta velocidad. Esto fue toda una sorpresa para el equipo: estos sedimentos ya habían sido estudiados muchas veces con anterioridad. Las esferas pudieron haberse mezclado y ocultado en ese contexto de materiales en el fondo de las bandejas negras que son utilizadas comúnmente para la caza de foraminíferos de son de color claro y tan visibles, como asemejando a una luna llena en plena noche.

El equipo está convencido de que las esférulas vidriosos no provienen de la erupción de un volcán, que es otra manera posible de su formación. Su contenido en agua es de menos de 0.03%, mucho menor que las esferas volcánicas y contienen incluso cristal de cuarzo que es característico de un impacto muy caliente. Su química es diferente de microtectitas de otros impactos conocidos. Pero las esferas todavía enfrentan un desafío muy alto antes de ser aceptadas como auténticas por la comunidad de geólogos.

El trabajo independiente realizado por Fung lo ubica también como un caso de impacto. Tres de los núcleos examinados contenía grandes espinas de carbón en las capas con las esferas. Es carbón de leña, que contiene muestras de plantas carbonizadas, señal de los incendios generalizados que fueron provocadas por el gran impacto. Sedimentos asociados al PETM en otros lugares en el mundo muestran signos de eventos similares con la presencia de carbón de leña.

Durante la presentación hubo mucho debate: aprobaciones, explicaciones encontradas o proponen un origen diferente. Una opinión apunto a que los sedimentos de Nueva Jersey se excavaron con perforadoras rotativas y hay abundante contaminación en las muestras, junto con muchas esférulas que datan de los impactos de diferentes períodos.

Una explicación de otro geólogo: A medida que el MTPE se puso en marcha, y las tasas de erosión se aceleraron en el mundo que se iba calentando, los sedimentos ricos en carbono y oxígeno se fueron acumulando a velocidades más rápidas en lugares como Nueva Jersey. Esta abundancia de oxígeno y carbono habría alimentado a los microbios para degradar el carbón y las esferas. Esta evidencia se fue desvaneciendo.

También se expresó que la evidencia apunta a un pequeño evento de impacto de un asteroide o cometa, tal vez un cuerpo de un par kilómetros de diámetro. Poniendo en duda de cómo un pequeño asteroide podría haber desencadenado todas las cosas que ocurrieron durante el PETM.

Si esta investigación se acepta, podría unirse a una lista de eventos asociados que proporcionan la inyección de carbono al MTPE. Muchos científicos creen que el pico podría haber venido de una reacción en cadena de eventos, comenzando con el vulcanismo oceánico quemando el carbono orgánico de las rocas y en la atmósfera. Con el aumento de la temperatura pueden haber liberado luego metano del fondo marino o permafrost descongelado, lo que eleva aún más la temperatura.

Los científicos son cautelosos acerca de cómo un pequeño impacto podría encajar en esa cadena de eventos climáticos, no todos los ataques de objetos del sistema planetario son lo mismo. El MTPE puede haber sido un evento que cambiará el mundo -como el asesino de los dinosaurios- a tan sólo 10 millones de años atrás. O bien, podría haber sido como el objeto que golpeó y excavó la bahía de Chesapeake hace 35 millones de años: localmente devastadora, pero a nivel global de supervivencia.

Fuentes y  textos completos:

http://news.rpi.edu/content/2016/10/13/extraterrestrial-impact-preceded-ancient-global-warming-event

http://www.sciencemag.org/news/2016/10/comet-may-have-struck-earth-just-10-million-years-after-dinosaur-extinction

Anuncios

Próxima Centauri más parecida al Sol

Posted on

Proxima Centauri podría ser más parecida al Sol de lo que pensábamos PDF Imprimir E-mail
14/10/2016 de CfA

Esta ilustración de artista muestra el interior de una estrella de masa baja. Dichas estrellas tienen estructuras internas diferentes de la de nuestro Sol, por lo que no se espera que exhiban ciclos de actividad magnética. Sin embargo, los astrónomos han detectado que la cercana estrella Proxima Centauri desafía esa predicción y muestra señales de tener un ciclo de 7 años. Crédito: NASA/CXC/M.Weiss.

Esta ilustración de artista muestra el interior de una estrella de masa baja. Dichas estrellas tienen estructuras internas diferentes de la de nuestro Sol, por lo que no se espera que exhiban ciclos de actividad magnética. Sin embargo, los astrónomos han detectado que la cercana estrella Proxima Centauri desafía esa predicción y muestra señales de tener un ciclo de 7 años. Crédito: NASA/CXC/M.Weiss.

En agosto los astrónomos anunciaron que la estrella Proxima Centauri alberga un planeta del tamaño dela Tierra (llamado Proxima b) en su zona habitable. A primera vista, Proxima Centauri no puede parecer más distinta del Sol. Es una pequeña estrella enana roja fría con sólo una décima parte de la masa del Sol y la milésima parte de su luminosidad. Sin embargo, una nueva investigación muestra que es parecida al Sol de un modo sorprendente: posee un ciclo regular de manchas estelares.

Las manchas estelares (como las manchas solares) son zonas oscuras de la superficie de la estrella donde la temperatura es algo más fría que la del entorno. Son producidas por campos magnéticos. Una estrella está compuesta por gases ionizados llamados plasma. Los campos magnéticos pueden restringir el flujo del plasma y crear manchas. Los cambios en el campo magnético de una estrella pueden afectar al número y distribución de manchas estelares.

Nuestro Sol experimenta un ciclo de actividad de 11 años. En el mínimo solar, el Sol está casi libre de manchas. Durante el máximo solar, típicamente más de 100 manchas solares cubren menos del uno por ciento de la superficie del Sol, en promedio. El nuevo estudio encuentra que Proxima Centauri sufre un ciclo parecido que dura siete años de máximo a máximo. Sin embargo, su ciclo es mucho más exagerado. Por lo menos un quinto de la superficie de la estrella está cubierto de manchas a la vez. Además algunas de esas manchas son mucho mayores en relación con el tamaño de la estrella que las manchas de nuestro Sol.

A los astrónomos les ha sorprendido detectar un ciclo de actividad estelar en Proxima Centauri ya que su interior se supone que es muy diferente del interior del Sol. El tercio exterior del Sol experimenta un movimiento ondulado llamado convección, parecido al agua hirviendo en un puchero, mientras que el interior del Sol permanece relativamente quieto. Hay una diferencia en la velocidad de rotación entre estas dos regiones. Muchos astrónomos piensan que la tensión que aparece debido a esta diferencia es la responsable de la generación del ciclo de actividad magnética del Sol. Por el contrario, el interior de una enana roja pequeña como Proxima Centauri debería de ser convectivo hasta el mismo núcleo de la estrella. Por tanto, no debería experimentar un ciclo regular de actividad. “La existencia de un ciclo en Proxima Centauri demuestra que no entendemos tan bien como creíamos cómo se generan los campos magnéticos de las estrellas”, afirma Jeremy Drake (CfA).

[Noticia completa]

Actualizado ( Viernes, 14 de Octubre de 2016 09:40 )  http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=7867%3Aproxima-centauri-podria-ser-mas-parecida-al-sol-de-lo-que-pensabamos&catid=52%3Anoticosmos&Itemid=74&lang=es

Un Universo observable mucho más grande

Posted on

El Universo observable contiene diez veces más galaxias de lo que se pensaba PDF Imprimir E-mail
14/10/2016 de ESA Hubble / Astrophysical Journal

Esta imagen fue tomada por el telescopio espacial Hubble de NASA/ESA y cubre parte del campo sur del proyecto GOODS (Great Observatories Origins Deep Survey). Se trata de un gran censo de galaxias, un estudio del espacio profundo llevado a cabo por varios observatorios para investigar la formación y evolución de las galaxias. Crédito: NASA, ESA/Hubble.

Esta imagen fue tomada por el telescopio espacial Hubble de NASA/ESA y cubre parte del campo sur del proyecto GOODS (Great Observatories Origins Deep Survey). Se trata de un gran censo de galaxias, un estudio del espacio profundo llevado a cabo por varios observatorios para investigar la formación y evolución de las galaxias. Crédito: NASA, ESA/Hubble.

Un equipo de astrónomos ha empleado el telescopio espacial Hubble de NASA/ESA y otros telescopios para crear un censo preciso del número de galaxias que contiene el Universo. Los investigadores alcanzaron la sorprendente conclusión de que hay por lo menos 10 veces más galaxias en el Universo observable de lo que se pensaba. Los resultados tienen consecuencias claras para nuestra comprensión de la formación de galaxias y también ayudan a los científicos a resolver una antigua paradoja astronómica: ¿por qué el cielo es oscuro por la noche?

Christopher Conselice (University of Nottingham, UK) y su equipo han estudiado imágenes del espacio profundo del Hubble y otros datos publicados anteriormente, pasándolos a 3 dimensiones para poder medir de forma precisa el número de galaxias en diferentes épocas de la historia del Universo. Además, han utilizado modelos matemáticos nuevos que les permiten inferir la existencia de galaxias que la generación actual de telescopios no puede observar. Esto ha conducido a la sorprendente conclusión de que para que los números salgan, cerca del 90% de las galaxias del Universo observable son demasiado débiles y están demasiado lejos para poder ser vistas, todavía.

Al analizar los datos, los astrónomos investigaron hasta más de 13 mil millones de años hacia el pasado. Esto les demostró que las galaxias no están distribuidas uniformemente a lo largo de la historia del Universo. De hecho, parece que había un factor 10 más de galaxias por unidad de volumen cuando el Universo tenía sólo unos pocos miles de millones de años comparando con la actualidad. La mayoría de estas galaxias eran relativamente débiles y pequeñas, con masas parecidas a las de las galaxias satélite que rodean la Via Láctea.

Estos resultados son una prueba sólida de que se ha producido una evolución importante a lo largo de la historia del Universo, una evolución en la cual las galaxias se han unido unas con otras, reduciendo drásticamente su número total.  Además, el número decreciente de galaxias a medida que pasa el tiempo también contribuye a solucionar la paradoja de Olbers: por qué el cielo es oscuro por la noche. Los investigadores concluyen que hay tantas galaxias que, en principio, cada punto del cielo contiene parte de alguna. Sin embargo, la mayoría son invisibles al ojo humano e incluso para los telescopios modernos, debido a una combinación de factores: el desplazamiento al rojo de la luz, la naturaleza dinámica del Universo y la absorción de la luz por el gas y el polvo intergalácticos.

[Noticia completa]

Actualizado ( Viernes, 14 de Octubre de 2016 09:39 )  http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=7869%3Ael-universo-observable-contiene-diez-veces-mas-galaxias-de-lo-que-se-pensaba&catid=52%3Anoticosmos&Itemid=74&lang=es

Estrellas con disco de gas

Posted on

Estrellas con tres discos de gas donde se forman planetas PDF Imprimir E-mail
14/10/2016 de University of Copenhagen / Astrophysical Journal Letters

Observaciones con el telescopio ALMA del gas alrededor de dos estrellas llamadas IRS 43. Los colores son una ilustración. El gas se desplaza en órbita alrededor de las estrellas, resaltadas en amarillo. El gas que se está alejando de nosotros es representado en color rojo, mientras que el que se está acercando es mostrado en azul. Las posiciones de los discos vienen indicadas por las líneas punteadas. Crédito: Christian Brinch, NBI, KU.

Observaciones con el telescopio ALMA del gas alrededor de dos estrellas llamadas IRS 43. Los colores son una ilustración. El gas se desplaza en órbita alrededor de las estrellas, resaltadas en amarillo. El gas que se está alejando de nosotros es representado en color rojo, mientras que el que se está acercando es mostrado en azul. Las posiciones de los discos vienen indicadas por las líneas punteadas. Crédito: Christian Brinch, NBI, KU.

Una estrella con un anillo de planetas en órbita a su alrededor, ésa es la imagen que conocemos de nuestro Sistema Solar y de muchos de los miles de exoplanetas observados en años recientes. Pero ahora, investigadores del Instituto Niels Bohr han descubierto un sistema que tiene dos estrellas con tres discos de acreción giratorios donde se forman planetas. Es una estrella binaria en la que cada estrella posee su propio disco de formación de planetas y, además, tienen un disco mayor que comparten. Los tres discos no están alineados entre sí.

Un sistema solar se forma a partir de una gran nube de gas y polvo. La nube condensa y se hace tan compacta que acaba colapsando en una gran bola de gas situada en el centro. Aquí la presión calienta la materia y crea una resplandeciente bola de gas, una estrella. El resto de la nube de gas y polvo gira como un disco alrededor de la estrella recién formada. En este disco giratorio , el material empieza a acumularse y formar concentraciones cada vez mayores, que al final se convierten en planetas.

A menudo no son una sino dos las estrellas que se forman en la densa nube de gas y polvo. Es lo que se llama una estrella binaria y se mantienen unidas por su atracción gravitatoria mutua, girando una alrededor de la otra. Aproximadamente la mitad de todas las estrellas son binarias y pueden tener cada una un disco giratorio de gas y polvo.

Pero ahora los investigadores han observado algo muy inusual: una estrella binaria con no sólo dos, sino tres disco de gas. “Las dos estrellas recién formadas tienen ambas el tamaño de nuestro Sol y cada una posee un disco giratorio de gas y polvo similar al tamaño de nuestro Sistema Solar. Además tienen un disco compartido que es mucho mayor y que cruza por encima de los otros dos discos. Los tres discos están escalonados y esto rompe con todo lo que hemos visto hasta ahora”, comenta Christian Brinch (Universidad de Copenague).

[Noticia completa]

Actualizado ( Viernes, 14 de Octubre de 2016 09:40 )   http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=7868%3Aestrellas-con-tres-discos-de-gas-donde-se-forman-planetas&catid=52%3Anoticosmos&Itemid=74&lang=es

Reformando la Luna

Posted on

Los impactos pequeños están reformando el suelo de la luna más rápido de lo que pensaban los científicos PDF Imprimir E-mail
14/10/2016 de Arizona State University / Nature

¡Bang! Un nuevo cráter lunar apareció entre el 25 de octubre de 2012 y el 21 de abril de 2013. Con 12 metros de ancho, el cráter no es difícil de ver en la imagen, pero el patrón de escombros expulsados es difícil de trazar. Crédito: NASA/GSFC/Arizona State University.

¡Bang! Un nuevo cráter lunar apareció entre el 25 de octubre de 2012 y el 21 de abril de 2013. Con 12 metros de ancho, el cráter no es difícil de ver en la imagen, pero el patrón de escombros expulsados es difícil de trazar. Crédito: NASA/GSFC/Arizona State University.

La superficie de la luna está siendo “labrada” (azotada por impactos pequeños) más de 100 veces más rápido de lo que pensaban los científicos. Esto significa que las formaciones superficiales que se creía que eran jóvenes quizás son más jóvenes de lo supuesto. También significa que las estructuras instaladas en la Luna que formen parte de expediciones humanas necesitarán una mejor protección.

Este nuevo descubrimiento surge a partir del estudio de imágenes lunares en alta resolución  tomadas a lo largo de más de siete años por un equipo de científicos de la Universidad del Estado de Arizona y la Universidad de Cornell. “Antes del lanzamiento del Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) en 2009 pensábamos que la superficie lunar tardaba entre cientos de miles y millones de años en cambiar significativamente”, comenta Emerson Speyerer. “Pero hemos descubierto que los materiales más superficiales de la Luna son renovados completamente en unos 80 000 años”.

“Utilizamos imágenes anteriores y posteriores tomadas con la cámara de ángulo estrecho de LRO”, aclara Speyerer. Durante los siete años que lleva funcionando la misión, el equipo de investigadores ha identificado 222 cráteres de impacto nuevos que se han formado  a lo largo de este periodo. “Tienen tamaños que varían entre varios metros y hasta 43 metros de ancho”. El número de cráteres nuevos encontrados es mayor de lo que se esperaba a partir de lo predicho por los modelos estándar de impactos utilizados por los científicos lunares.

El descubrimiento indica que las formaciones lunares de la superficie son más jóvenes de lo que se pensaba. Los teóricos afirman que una unidad geológica lunar debería de acumular un cierto número de cráteres de un tamaño determinado en un millón de años, por ejemplo. Pero resulta que los impactos están formando cráteres más rápidamente, y entonces tardan menos en alcanzar el número de referencia y la unidad geológica es en realidad más joven de lo que predice la teoría.

[Noticia completa]

Actualizado ( Viernes, 14 de Octubre de 2016 09:41 )  http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=7866%3Alos-impactos-pequenos-estan-reformando-el-suelo-de-la-luna-mas-rapido-de-lo-que-pensaban-los-cientificos&catid=52%3Anoticosmos&Itemid=74&lang=es

Mundos alrededor de binarias

Posted on

Los mundos tipo Tatooine en órbita alrededor de dos soles a menudo sobreviven a las violentas correrías de las estrellas maduras PDF Imprimir E-mail
13/10/2016 de York University / The Astrophysical Journal

Ilustración de artista de un planeta en órbita alrededor de dos estrellas ancianas que intercambian material y se van acercando cada vez más. Crédito: Jon Lomberg.

Ilustración de artista de un planeta en órbita alrededor de dos estrellas ancianas que intercambian material y se van acercando cada vez más. Crédito: Jon Lomberg.
Los planetas que giran alrededor de dos soles pueden sobrevivir, sorprendentemente, las fases finales violentas de las vidas de las estrellas, según un nuevo estudio de NASA y la Universidad de York (Canadá). El descubrimiento es sorprendente porque los planetas que están en órbita alrededor de un solo sol, como Mercurio y Venus en nuestro sistema solar, serán destruidos cuando la estrella anciana se hinche, convirtiéndose en una gigante roja.

Los sistemas binarios de estrellas están por todas partes en el Universo y consisten en dos estrellas que se encuentran en órbita alrededor de un centro de gravedad común. Si las dos estrellas están suficientemente cerca una de la otra, cuando una de ellas evoluciona y crece convirtiéndose en gigante, intercambian material y se acercan más, quedando envueltas por una atmósfera común compartida. El sistema binario acaba perdiendo una gran cantidad de materia o podría destruirse en una explosión de supernova.

Los astrónomos han simulado el destino final de nueve planetas circumbinarios recientemente descubiertos por la misión Kepler de NASA. Han encontrado que la mayoría sobrevivirán a la fase de envoltura común, incluso aquéllos que están en órbitas muy cercanas a sus estrellas. Además, los planetas pueden migrar a órbitas más alejadas, parecidas a la que tendría Venus si se desplazara a la posición de Urano alrededor del Sol. En algunos casos, los planetas pueden incluso alcanzar más del doble de la distancia de Plutón.

Además, cuando hay múltiples planetas en órbita alrededor de una estrella binaria, algunos pueden ser expulsados del sistema, mientras otros pueden intercambiar posiciones o incluso chocar contra sus estrellas.

[Noticia completa]

Actualizado ( Jueves, 13 de Octubre de 2016 09:11 )  http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=7864%3Alos-mundos-tipo-tatooine-en-orbita-alrededor-de-dos-soles-a-menudo-sobreviven-a-las-violentas-correrias-de-las-estrellas-maduras&catid=52%3Anoticosmos&Itemid=74&lang=es

Anillos gigantes giran a contramano

Posted on

Los anillos gigantes que rodean a un exoplaneta giran en la dirección equivocada PDF Imprimir E-mail
13/10/2016 de Astronomie.nl / Astronomy and Astrophysics

Ilustración de artista de los anillos gigantes que rodean al planeta 1407b. Son tan grandes que podrían verse al atardecer desde la Tierra si se encontraran alrededor de Saturno. Crédito: M. Kenworthy / Leiden University.

Ilustración de artista de los anillos gigantes que rodean al planeta 1407b. Son tan grandes que podrían verse al atardecer desde la Tierra si se encontraran alrededor de Saturno. Crédito: M. Kenworthy / Leiden University.
Investigadores de Japón y Países Bajos que habían descubierto un exoplaneta con enormes anillos, han calculado ahora que los anillos gigantes pueden persistir durante más de 100 000 años, siempre que los anillos giren en dirección opuesta al sentido de giro del planeta alrededor de la estrella.

Los investigadores Steven Rieder (RIKEN, Japón) y Matthew Kenworthy (Universidad de Leiden, Países Bajos) estudiaron la estrella J1407. Esta joven estrella mostró una serie de eclipses extraños en 2007 para los que los astrónomos ofrecieron una explicación en 2015: debía de haber un planeta con un gigantesco sistema de anillos en órbita alrededor de la estrella. Los anillos deberían de ser cien veces mayores que los anillos de Saturno.

En 2016 los astrónomos realizaron simulaciones para comprobar si un sistema de anillos tan masivo puede ser estable durante un tiempo largo. Antes de las simulaciones había dudas acerca de esta hipótesis dado que el exoplaneta sigue una órbita muy excéntrica: a veces se acerca a la estrella y la acción de la fuerza gravitatoria de la misma podría perturbar los anillos.

Ahora las simulaciones muestran que el sistema es estable y que puede persistir durante más de 10 000 órbitas de 11 años. Pero con una condición: que los anillos giren en sentido opuesto al de rotación del planeta alrededor de la estrella. Los anillos que giran así (anillos retrógrados) no son comunes. Por ello, los investigadores sospechan que se produjo una catástrofe que hizo que los anillos (o el planeta) girasen en sentido contrario.

[Noticia completa]

Actualizado ( Jueves, 13 de Octubre de 2016 09:05 )  http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=7862%3Alos-anillos-gigantes-que-rodean-a-un-exoplaneta-giran-en-la-direccion-equivocada&catid=52%3Anoticosmos&Itemid=74&lang=es