Meteorito de 712 gramos cayó en Uruguay

Posted on

Ver el informe del diario El País:http://www.elpais.com.uy/informacion/uruguay-primer-meteorito.html?utm_source=news-elpais&utm_medium=email&utm_term=Uruguay%20tiene%20su%20primer%20meteorito&utm_content=14102015&utm_campaign=Resumen%20Matutino

Prof. Hebert Pistón Rodríguez
Coordinador de Enseñanza y Divulgación por Uruguay de la LIADA
La Paz. Dpto. de Canelones.
URUGUAY

Un saco de carbón cósmico

Posted on

Parte de la nebulosa Saco de Carbón, más de cerca

14 de Octubre de 2015 – eso1539es

En esta nueva imagen, captada por la cámara Wide Field Imager (instalada en el Telescopio MPG/ESO de 2,2 metros, en el Observatorio La Silla de ESO, en Chile), las manchas oscuras casi bloquean la luz de un rico campo de estrellas. Las áreas de color son pequeñas partes de una enorme nebulosa oscura conocida como Saco de Carbón, uno de los objetos más destacados de este tipo, visible a simple vista. Dentro de millones de años, trozos de esta nebulosa se prenderán, casi como su homónimo combustible fósil, con el brillo de numerosas estrellas jóvenes.

La nebulosa Saco de Carbón se encuentra a 600 años luz de distancia, en la constelación de Crux (la Cruz del Sur). La silueta de este enorme y oscuro objeto contrasta sobre la banda luminosa y estrellada de la Vía Láctea y, por esta razón, la nebulosa se conoce en el hemisferio sur desde que nuestra especie existe.

El primero en dar a conocer la existencia de la nebulosa Saco de Carbón a Europa, en 1499, fue el explorador español Vicente Yáñez Pinzón. Más tarde, la nebulosa obtuvo el sobrenombre de Nube Oscura de Magallanes, un juego de palabras dado su negro aspecto en comparación con el brillante resplandor de las dos nubes de Magallanes, que son en realidad galaxias satélite de la Vía Láctea. Estas dos galaxias son claramente visibles en el cielo austral y llamaron la atención de los europeos durante las exploraciones de Fernando de Magallanes en el siglo XVI. Sin embargo, la Saco de Carbón no es una galaxia. Como otras nebulosas oscuras, en realidad es una nube interestelar de polvo tan espesa que impide que la mayor parte de la luz de las estrellas del fondo llegue a los observadores.

Un número significativo de las partículas de polvo que hay en las nebulosas oscuras tienen sobre su superficie capas de agua congelada, nitrógeno, monóxido de carbono y otras moléculas orgánicas simples. Los granos resultantes impiden en gran parte que la luz visible pase a través de la nube cósmica. Para hacerse una idea de cuán oscura es la nebulosa Saco de Carbón, en 1970, el astrónomo finlandés Kalevi Mattila publicó un estudio estimando que esta nebulosa tiene sólo un 10% de la luminosidad de la Vía Láctea circundante. Sin embargo, sí que deja pasar algo de la luz de las estrellas de fondo, tal y como podemos comprobar en esta nueva imagen ESO y en otras observaciones llevadas a cabo por telescopios modernos.

La poca luz que consigue atravesar la nebulosa no llega hasta nosotros sin haber sufrido algunos cambios. La luz que vemos en esta imagen se ve más roja de lo que debería ser. Esto se debe a que el polvo de las nebulosas oscuras absorbe y dispersa la luz azul de las estrellas más que la roja, haciendo que la estrella se vea varios tonos más rojiza de lo que es en realidad.

Dentro de millones de años, los días oscuros de la nebulosa Saco de Carbón llegarán a su fin. Las densas nubes interestelares como esta contienen un montón de polvo y gas, el combustible para formar nuevas estrellas. A medida que el material perdido en la nebulosa vaya uniéndose bajo la mutua atracción de la gravedad, irán naciendo estrellas  que se “encenderán” y las “pepitas” de carbón de este saco empezarán a “quemarse”, casi como si ardieran a causa de una llama.

Fuente: http://www.eso.org/public/spain/news/eso1539/?lang

Midiendo la temperatura del viento solar

Posted on

La cola de un cometa puede arrojar luz sobre el calentamiento del viento solar
14/10/2015 de Southwest Research Institute (SwRI) / The Astrophysical Journal

Individual clumps of tail material bob and twist in the turbulent solar wind, in this highly processed image of Comet Encke from the HI-1 instrument on board NASA’s STEREO-A spacecraft. The circular dots mark individual clumps that were tracked by the SwRI/University of Delaware team to measure the flow of the solar wind.

Concentraciones individuales de materia de la cola se mueven arriba y abajo y se retuercen en el turbulento viento solar en esta imagen altamente procesada del cometa Encke. Los círculos señalan concentraciones individuales que fueron estudiadas por los científicos para medir el flujo del viento solar. Crédito:  NASA//SwRI.

No podemos ver el viento, pero podemos conocerlo observando las cosas sobre las que sopla. Y estudiando los cambios en la brillante cola de gas e iones de un cometa los científicos están en camino de resolver dos grandes misterios acerca del viento solar, el flujo supersónico de gas cargado eléctricamente procedente de la atmósfera superior o corona del Sol, que se encuentra a millones de grados de temperatura.

Un equipo de científicos ha empleado observaciones de la cola del cometa Encke usando el Observatorio de Relaciones Terrestres y Solares (STEREO) para revelar que el viento solar fluye a través del vacío del espacio interplanetario de modo muy parecido a como el viento sopla en la Tierra: no suavemente sino con ráfagas turbulentas y vórtices con remolinos.

Esa turbulencia puede explicar dos de las características más curiosas del viento: su naturaleza variable y sus temperaturas inesperadamente altas. “El viento solar en la Tierra es unas 70 veces más caliente de lo que uno esperaría a partir de la temperatura de la corona solar y de lo que se expande mientras cruza el vacío”, afirma el Dr. Craig DeForest, autor principal del estudio. “La fuente de este calor extra ha sido un misterio para los físicos solares durante varias décadas”.

Usando la cámara heliosférica de STEREO los científicos estudiaron los movimientos de cientos de “concentraciones” densas de gas ionizado resplandeciente dentro de la cola del cometa Encke, que pasó junto a STEREO en 2007. Las fluctuaciones en el viento solar se ven reflejadas en cambios en la cola. Monitorizando estas concentraciones los científicos consiguieron reconstruir el movimiento del viento solar, captando una imagen sin precedentes de su turbulencia. La turbulencia del viento solar podría proporcionar una de las respuestas al misterio del calentamiento del viento solar. Basándose en análisis de los movimientos en la cola del cometa, los investigadores calcularon que la turbulencia a gran escala proporciona suficiente energía cinética para producir las altas temperaturas observadas en el viento solar.

La turbulencia podría también explicar la variabilidad del viento solar. “El movimiento turbulento remueve el viento solar, produciendo la variación rápida que observamos en la Tierra”, comenta DeForest.

[Noticia completa]

Actualizado ( Miércoles, 14 de Octubre de 2015 11:09 )   http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=6815:lac-ola-de-un-cometa-puede-arrojar-luz-sobre-el-calentamiento-del-viento-solar&catid=52:noticosmos&Itemid=74&lang=es

Ondas expansivas solares

Posted on

Ondas expansivas en la atmósfera del Sol
14/10/2015 de Max Planck Institute for Solar System Research (MPS) / The Astrophysical Journal

A look at the Sun’s right limb on 26 January 2010. Within the marked red square a large-scale blast wave travels through the Sun’s atmosphere. These images were obtained with the help of NASA’s STERO A probe and show the Sun’s atmosphere in extreme ultraviolet light.

Una mirada al limbo derecho del Sol el 26 de enero de 2010. Dentro del cuadrado rojo una onda expansiva de gran escala viaja por la atmósfera del Sol. Estas imágenes fueron obtenidas con la ayuda de la sonda STEREO A de NASA y muestran la atmósfera del Sol en luz del ultravioleta extremo. Crédito: NASA/STEREO A/MPS/AAS.

Dos equipos de investigadores dirigidos por Nariaki Nitta del Lockheed Martin Advanced Technology Center de USA y por Radoslav Bucík del Max Planck Institute for Solar System Research (MPS) de Alemania han descubierto de manera independiente un nuevo fenómeno solar: ondas a gran escala en la atmósfera de la estrella acompañadas por emisiones de partículas ricas en helio-3. El helio-3 es una variedad ligera del gas inerte helio. Las enormes ondas pueden contribuir significativamente a acelerar partículas hacia el espacio, según publican los investigadores del MPS en la revista The Astrophysical Journal.

Las ondas detectadas en datos del 26 de enero y el 2 de febrero de 2010 se extendían por lo menos hasta medio millón de kilómetros y se propagaban a una velocidad aproximada de 300 kilómetros por segundo. Se produjeron poco después de un débil destello en rayos X, pero eran sustancialmente diferentes de esta forma típica de radiación. No se observaron expulsiones de materia de la corona que pudieran causar las ondas. “El nuevo fenómeno es como una especie de explosión”, comenta Bucík.

Al tiempo que las ondas expansivas, el Sol expulsa un flujo de partículas ricas en helio-3 al espacio. Las emisiones de partículas de este tipo se conocen desde hace años pero nunca pudieron ser explicadas por completo. “Pensamos que las ondas expansivas aceleran el helio-3”, comenta Davina Innes del MPI. “Nuestro análisis demuestra que características típicas de las ondas, como su energía, influyen sobre las propiedades de las partículas”, añade Lijia Guo, también del MPS. Sin embargo todavía no está claro cómo funciona este mecanismo.

[Noticia completa]

Actualizado ( Miércoles, 14 de Octubre de 2015 11:08 )   http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=6816:ondas-expansivas-en-la-atmosfera-del-sol&catid=52:noticosmos&Itemid=74&lang=es

Halos de galaxias espirales

Posted on

VLA revela espectaculares halos de galaxias espirales
14/10/2015 de National Radio Astronomy Observatory / Astronomical Journal

Composite image of an edge-on spiral galaxy with a radio halo produced by fast-moving particles in the galaxy's magnetic field. In this image, the large, grey-blue area is a single image formed by combining the radio halos of 30 different galaxies, as seen with the Very Large Array. At the center is a visible-light image of one of the galaxies, NGC 5775, made using the Hubble Space Telescope. This visible-light image shows only the inner part of the galaxy's star-forming region, outer portions of which extend horizontally into the area of the radio halo.

Imagen de una galaxia espiral vista de canto con un radiohalo producido por partículas que se mueven rápidamente en el campo magnético de la galaxia. En esta imagen, la gran área gris es una sola imagen formada por la combinación de los radiohalos de 30 galaxias diferentes, observadas por el VLA. En el centro está la imagen en el visible de una de las galaxias, NGC 5775, obtenida con el telescopio espacial Hubble. Esta imagen en luz visible muestra solo la parte interior de la región de formación estelar de la galaxia, cuyas zonas exteriores se extienden horizontalmente hacia el área del radiohalo. Crédito: Jayanne English (U. Manitoba), with support from Judith Irwin and Theresa Wiegert (Queen’s U.) for the CHANG-ES consortium; NRAO/AUI/NSF; NASA/STScI.

 

Un estudio de galaxias espirales vistas de canto ha revelado que los “halos” de rayos cósmicos y campos magnéticos por encima y por debajo de los discos de las galaxias son mucho más comunes de lo que se pensaba. Sabíamos con anterioridad de la existencia de algunos halos, pero empleando toda la potencia del VLA renovado y de algunas técnicas avanzadas de procesamiento de imágenes, hemos descubierto que estos halos son mucho más comunes entre las galaxias espirales de lo que nos habíamos dado cuenta”, afirma Judith Irwin, de Queen’s University (Canadá), líder del proyecto.

Las galaxias espirales, como la nuestra propia, la Vía Láctea, posee la gran mayoría de sus estrellas, gas y polvo en un disco plano en rotación con brazos espirales. La mayor parte de la luz y las ondas de radio observadas con telescopios proceden de esos objetos del disco. Conocer el ambiente que hay por encima y por debajo de esos discos ha sido difícil.

“El estudio de estos halos con radiotelescopios nos permite obtener información valiosa sobre un amplio abanico de fenómenos, incluyendo el ritmo de formación de estrellas dentro del disco, los vientos de estrellas que explotan y la naturaleza y origen de los campos magnéticos de las galaxias”, comenta Theresa Wiegert, primera autora del artículo publicado en el Astronomical Journal, que proporciona el primer análisis de los datos de las 35 galaxias estudiadas.

Para averiguar la extensión de un halo “típico” los astrónomos escalaron sus imágenes de 30 galaxias a un mismo diámetro y otra de las autoras de la investigación, Jayanne English, las combinó en una sola imagen. El resultado, anunciaba Irwin, es “una espectacular imagen que muestra que los rayos cósmicos y los campos magnéticos no sólo bañan el propio disco de la galaxia sino que se extienden muy por encima y por debajo del disco”. La imagen combinada, según los científicos, confirma una predicción acerca de dichos halos realizada en 1961.

[Noticia completa]

Actualizado ( Miércoles, 14 de Octubre de 2015 11:06 )   http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=6818:vla-revela-espectaculares-halos-de-galaxias-espirales&catid=52:noticosmos&Itemid=74&lang=es

Estrellas jóvenes y Agujeros Negros

Posted on

La luz parpadeante de estrellas jóvenes revela la conexión con agujeros negros
14/10/2015 de University of Leicester / Science AdvancesFigure showing the different size scales of accreting objects.

Figura que muestra los diferentes tamaños de objetos que acretan material de sus alrededores. De izquierda a derecha: agujeros negros de masa estelar con el tamaño de grandes ciudades como Londres, enanas blancas con discos interiores del tamaño del planeta Tierra, objetos estelares jóvenes con discos interiores del tamaño de varios soles, agujeros negros supermasivos cuyos discos de acreción interiores tienen el tamaño de la distancia del Sol a la Tierra. Crédito: Wikimedia Commons/ Simone Scaringi.

 

Un equipo internacional de astrónomos ha descubierto una relación anteriormente desconocida entre el modo en que crecen las estrellas jóvenes y los agujeros negros y otros objetos exóticos del espacio que se alimentan del material que tienen a su alrededor.

El estudio demuestra que el “parpadeo” en el brillo visible de objetos estelares jóvenes (YSO de sus iniciales en inglés) – estrellas muy jóvenes en las fases finales de su formación – es similar al parpadeo visto desde agujeros negros o enanas blancas cuando captan materia violentamente de sus alrededores en un proceso conocido como acreción.

Los investigadores descubrieron que los discos de acreción relativamente fríos alrededor de estrellas jóvenes, cuyos bordes interiores pueden tener varias veces el tamaño del Sol,  muestran el mismo comportamiento que los violentos discos de acreción calientes alrededor de enanas blancas del tamaño de planetas, agujeros negros del tamaño de ciudades y agujeros negros supermasivos tan grandes como el Sistema Solar, apoyando la universalidad de la física de la acreción.

El estudio ha descubierto una relación entre el tamaño del objeto central y la velocidad del parpadeo producido por el disco, lo que sugiere que la física de la acreción debe de ser muy parecida alrededor de estos objetos astronómicos diversos a pesar de ser completamente diferentes en otros aspectos, como el tamaño, edad, temperatura y gravedad.

[Noticia completa]

Actualizado ( Miércoles, 14 de Octubre de 2015 11:07 )    http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=6817:la-luz-parpadeante-de-estrella-sjovenes-revela-una-conexion-con-agujeros-negros&catid=52:noticosmos&Itemid=74&lang=es

El cielo azul de Plutón

Posted on

New Horizons encuentra cielos azules y hielo de agua en Plutón
13/10/2015 de NASA

Pluto’s Blue Sky: Pluto’s haze layer shows its blue color in this picture taken by the New Horizons Ralph/Multispectral Visible Imaging Camera (MVIC). The high-altitude haze is thought to be similar in nature to that seen at Saturn’s moon Titan. The source of both hazes likely involves sunlight-initiated chemical reactions of nitrogen and methane, leading to relatively small, soot-like particles (called tholins) that grow as they settle toward the surface. This image was generated by software that combines information from blue, red and near-infrared images to replicate the color a human eye would perceive as closely as possible.

El cielo azul de Plutón se ve en esta imagen tomada com la cámara Ralph/Multispectral Visible Imaging Camera (MVIC) de New Horizons. Se piensa que la bruma alta tiene una naturaleza similar a la observada en la luna Titán de Saturno. Crédito:  NASA/JHUAPL/SwRI. Las primeras imágenes en color de las neblinas atmosféricas de Plutón, enviadas por la nave espacial New Horizons de NASA la semana pasada, revelan que las brumas son azules. “¿Quién habría esperado un cielo azul en el Cinturón de Kuiper?”, comenta Alan Stern, investigador principal de New Horizons del Southwest Research Institute (SwRI).

Las partículas de niebla son en sí mismas probablemente grises o rojas, pero el modo en que dispersan la luz azul ha llamado la atención del equipo científico de New Horizons. “Ese asombroso azul nos da indicaciones sobre el tamaño y la composición de las partículas de la bruma”, comenta Carly Howett, también del SwRI. “Un cielo azul a menudo se debe a la dispersión de la luz solar por partículas muy pequeñas. En la Tierra esas partículas son moléculas de nitrógeno diminutas. En Plutón parecen ser partículas parecidas al hollín llamadas tolinas, que son mayores aunque todavía relativamente pequeñas.

Los científicos piensan que las tolinas se forman a gran altura en la atmósfera, donde la luz ultravioleta rompe e ioniza las moléculas de  nitrógeno y metano y permite que reaccionen unas con otras para formar iones con carga eléctrica positiva y negativa cada vez más complejos. Cuando se recombinan forman macromoléculas muy complejas, un proceso que se descubrió por primera vez en la atmósfera de la luna Titán de Saturno. Las moléculas más complejas siguen combinándose y creciendo hasta que se convierten en pequeñas partículas; los gases volátiles condensan y recubren sus superficies con escarcha antes de que tengan tiempo de caer a través de la atmósfera hasta la superficie, donde contribuyen al color rojo de Plutón.

Water Ice on Pluto: Regions with exposed water ice are highlighted in blue in this composite image from New Horizons' Ralph instrument, combining visible imagery from the Multispectral Visible Imaging Camera (MVIC) with infrared spectroscopy from the Linear Etalon Imaging Spectral Array (LEISA). The strongest signatures of water ice occur along Virgil Fossa, just west of Elliot crater on the left side of the inset image, and also in Viking Terra near the top of the frame. A major outcrop also occurs in Baré Montes towards the right of the image, along with numerous much smaller outcrops, mostly associated with impact craters and valleys between mountains. The scene is approximately 280 miles (450 kilometers) across. Note that all surface feature names are informal.

Las regiones con hielo de agua están marcadas en azul en esta fotografía creada combinando imágenes en el visible obtenidas con la cámara MVIC y con espectroscopia infrarroja del instrumento LEISA. Las señales más intensas de hielo de agua se encuentran junto a Virgil Fossa, al oeste del cráter Eliot a la izquierda de la imagen ampliada, y también en Viking Terra cerca de la parte de arriba de la imagen. Crédito: NASA/JHUAPL/SwRI.

En un segundo e importante descubrimiento, New Horizons ha descubierto numerosas regiones de hielo de agua en Plutón. Un aspecto curioso de la detección es que las áreas donde se han detectado las señales espectrales más obvias de hielo de agua corresponden a zonas de un brillante color rojo. “Me sorprende que este hielo de agua sea tan rojo”, afirma Silvia Protopapa, de la Universidad de Maryland. “Todavía no conocemos la relación entre el hielo de agua y los colorantes rojizos de tolinas en la superficie de Plutón”.

[Noticia completa]

Actualizado ( Martes, 13 de Octubre de 2015 10:01 )    http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=6811:new-horizons-encuentra-cielos-azules-y-hielo-de-agua-en-pluton&catid=52:noticosmos&Itemid=74&lang=es