púlsar de enana blanca

Púlsar de enana blanca

Posted on

Descubren un misterioso púlsar de enana blanca

por · Publicada 8 febrero, 2017 · Actualizado 8 febrero, 2017

8/2/2017 de University of Warwick / Nature Astronomy

Ilustración de artista del primer púlsar de enana blanca que ha sido identificado, un tipo de estrella que ha eludido a los astrónomos durante más de medio siglo. Fuente: University of Warwick.
Ilustración de artista del primer púlsar de enana blanca que ha sido identificado, un tipo de estrella que ha eludido a los astrónomos durante más de medio siglo. Fuente: University of Warwick.

Un exótico sistema binario de estrellas, situado a 380 años-luz, ha sido identificado como un escurridizo púlsar de enana blanca, el primero de su clase que ha sido descubierto en el Universo. Los profesores  Tom Marsh y Boris Gänsicke (Universidad de Warwick) y  el Dr. David Buckley from (Observatorio Astronómico Sudafricano) han identificado la estrella AR Scorpii (AR Sco) como la primera versión en enana blanca de un pulsar, una clase de cuerpos celestes que fueron descubiertos en la década de 1960 y que están asociados a objetos muy diferentes, llamados estrellas de neutrones. Los púlsares de enana blanca han eludido a los astrónomos durante más de medio siglo.

AR Sco contiene un resto estelar consumido, que gira rápidamente, llamado enana blanca, que azota a su vecina (una estrella gigante roja) con potentes haces de partículas eléctricas y radiación, haciendo que el sistema entero brille y se apague claramente dos veces cada dos minutos.

Las últimas investigaciones indican que la energía emitida por AR Sco está localizada en un haz, emitiendo radiación concentrada en una sola dirección (como en un acelerador de partículas), algo totalmente único en el Universo conocido.

El profesor Tom Marsh comenta: “los datos nuevos demuestran que la luz de AR Sco está altamente polarizada, demostrando que los campos magnéticos controlan la emisión del sistema completo, y que copia el comportamiento similar observado en los púlsares de estrellas de neutrones más tradicionales”. El profesor Boris Gänsicke añade: ” AR Sco es como un imán gigantesco; un imán del tamaño de la Tierra con un campo que es unas 10 000 veces más intenso que cualquiera que podamos producir en un laboratorio, y está girando cada dos minutos. Esto genera una enorme corriente eléctrica en la estrella compañera, lo que produce las variaciones que detectamos en la luz”.

[Noticia completa]