Plantas en microgravedad

Las plantas que crecen en el espacio

Posted on

Plantas recién nacidas sufren el estrés del espacio

por Amelia Ortiz · Publicada 9 noviembre, 2017 ·
9/11/2017 de Phys.org


El astronauta de NASA Tom Marshburn con las semillas del experimento de Cultivo de Semillas 1 listo para ser introducido en el sistema de cultivo modular europeo de la Estación Espacial Internacional. Crédito: ESA/NASA.

La vida en la Tierra se enfrenta a una miríada de problemas, pero la gravedad no es uno de ellos; el permanecer ligados al suelo significa que los organismos pueden adquirir la luz y el calor que les permite crecer. Así que no es sorprendente que el ambiente de flotación libre del espacio estrese a los organismos, que sobreviven sólo si pueden adaptarse. Y como los humanos, las plantas han demostrado su robustez en el espacio. Ahora, gracias a la Estación Espacial Internacional, conocemos mejor cómo se enfrentan a la ausencia de peso.

Para entender cómo la luz y la gravedad afectan al crecimiento de las plantas, investigadores de USA y Europa han cultivado más de 1700 plantitas de arabidopsis thaliana en el módulo europeo Columbus. Germinadas en cajas empaquetadas con anterioridad por el control en tierra, las plantitas fueron cosechadas tras seis días, congeladas o conservadas y enviadas de regreso a la Tierra para su examen.

Los investigadores estudian ahora imágenes en tiempo real de las semillas observando cómo crecen, y realizan análisis genéticos y moleculares de las muestras retornadas.

Los resultados apuntan hacia algunas conclusiones muy interesantes. Obviamente, las plantas en microgravedad desarrollan raíces aleatorias pero todavía consiguen crecer. Los genes de las plantas que se sabe que son los que se enfrentan al estrés medioambiental en la Tierra (calor, escarcha, salinidad) se ponen en marcha. La luz roja parece ayudar a regular el crecimiento de las células interrumpido por la ausencia de peso. Los nuevos resultados sugieren que la gravedad puede que no sea el mayor obstáculo para las plantas que crecen en el espacio, lo que supone buenas noticias para las futuras colonias en la Luna y Marte.

[Fuente]

Anuncios

Plantas en microgravedad

Posted on

Cómo el moho de las flores de la Estación Espacial nos está ayudando a ir a Marte
20/1/2016 de Phys.org

Mold growth initially grew on the plant in pillow E in the bottom left corner of the plant mat. Credit: NASA   Read more at: http://phys.org/news/2016-01-mold-space-station-mars.html#jCp

El moho empezó a crecer sobre la planta en la almohadilla E, en la esquina inferior izquierda de la mata de plantas. Crédito: NASA.

Cuando Scott Kelly twitteó una foto de las hojas mohosas de la cosecha actual de flores de cinia a bordo de la Estación Espacial Internacional, podría parecer que el experimento científico estaba arruinado. De hecho, la ciencia estaba floreciendo más extraña que nunca. Lo que podría parecer un fallo en los sistemas es de hecho una oportunidad excepcional para los científicos en la Tierra de comprender mejor cómo crecen las plantas en microgravedad, y para que los astronautas practiquen algo en lo que deberán de trabajar durante las misiones de espacio profundo: jardinería autónoma.

“Aunque las plantas no han crecido perfectamente” comenta la Dra. Gioia Massa, “creo que hemos aprendido mucho de esto y estamos aprendiendo más sobre plantas y fluidos y también acerca de cómo colaborar mejor entre el control en tierra y la estación. Con independencia del resultado final del florecimiento hemos ganado mucho”.

El dispositivo para el cultivo de plantas Veggie fue instalado en el laboratorio orbital a principios de mayo de 2014, y la primera cosecha de lechuga romana roja se puso en marcha. “Perdimos dos plantas por estrés hídrico en el primer cultivo y estuvimos muy vigilantes en ese aspecto en la segunda cosecha”, comenta Trent Smith. La segunda cosecha de lechuga  fue cuidada ajustando mejor los ciclos de riego y la tripulación pudo comer la lechuga cuando estuvo lista un mes después.

El siguiente cultivo fue una colección de cinias, aunque no fueron elegidas por su belleza, sino porque pueden ayudar a los científicos a conocer cómo las plantas crecen y florecen en microgravedad. “La cinia es muy diferente de la lechuga. Es más sensible a los parámetros ambientales y a las características de la luz”. Poco más de dos semanas desde que empezaron a crecer, los astronautas detectaron la aparición de humedad y de moho en las hojas. El astronauta Scott Kelly, provisto de una máscara como medida de seguridad, cortó el tejido afectado por el moho que fue almacenado en el congelador del laboratorio para ser luego enviado a la Tierra y sometido a estudio.

Poco después de los heroicos esfuerzos jardineros de Kelly, dos de las plantas murieron y fueron guardadas también en el congelador para ser enviadas a la Tierra. Las dos plantas restantes han continuado creciendo e incluso tienen capullos nuevos formándose.

[Noticia completa]

Actualizado ( Miércoles, 20 de Enero de 2016 11:05 )  http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=7114%3Acomo-el-moho-de-las-flores-de-la-estacion-espacial-nos-esta-ayudando-a-ir-a-marte&catid=52%3Anoticosmos&Itemid=74&lang=es