Observando galaxias

Lo que deseamos ver y lo que realmente vemos (8)

Posted on

Lo que deseamos ver y lo que realmente vemos

Por Marcelo Mojica Gundlach –  icarosbo@gmail.com – Cochabamba, Bolivia.

Galaxias en Leo!! Tenemos dos Galaxias muy hermosas al amanecer en esta época. Se denominan M65 y M66 y se encuentran muy cerca de la estrella theta (θ) del león. Estos cuerpos celestes son enormes islas cuya masa es de varios cientos de miles de veces la masa del sol. Una Galaxia regular como la Vía Láctea tiene unas 400 mil millones de estrellas. En literatura antigua se hablaba de solamente 100 mil millones, pero según los últimos estudios se han detectado miles de millones de estrellas del tipo enanas rojas y enanas marrones que no poseen la temperatura como para poder ser detectadas por telescopios normales, pues muchas de ellas se encuentran escondidas tras nubes de materia interestelar y ahora están siendo descubiertas por los telescopios espaciales que pueden captar luz infra roja. En los cielos citadinos podemos ver muchas galaxias si contamos con un pequeño telescopio y varios centenares, si tenemos un telescopio de abertura moderada y cielos oscuros. Ahora vamos a nuestra característica…

Mojica_Galaxias-Leo_compara

Las galaxias poseen brillo propio, lo que las hace particularmente más sencillas de ubicar con telescopios que las nebulosas, pero al estar muy distantes y presentar un área en la cual se “reparte” el brillo, presentan un poco de dificultades para un observador novato.   Desde la ciudad y con cielos contaminados por las luces, se está volviendo cada vez más trabajoso el poder realizar astronomía del espacio profundo. Las galaxias se funden en la iluminación de fondo del cielo. En esta época particularmente, cuando el polvo de la ciudad sube y las luces lo hacen tornarse rojizo, nuestros cielos van adquiriendo un brillo constante toda la noche, bajando solamente un poco al amanecer. En la figura Mojica_Galaxias-Leo_ubica2 se pueden apreciar M65, M66 y NGC 3628 en la constelación de Leo. Enmarcada en celeste está la región en la que se encuentran estas galaxias. Un acercamiento de la mencionada región, nos hace apreciar la posición de estos cuerpos celestes con más detalle.   Estas galaxias son fáciles de ubicar, pues se encuentran muy cerca las unas de las otras, entrando perfectamente en el campo de un binocular 7×50. Si bien desde las ciudades está cada vez más problemático el poder apreciar objetos celestes del espacio profundo, tenemos que aprovechar todas las oportunidades que se nos presentan para poder observar este tipo de objetos en el cielo.   Poco a poco los cielos dan paso a los grandes grupos de galaxias, como ser el grupo de Coma Berenice, el de Virgo, etc. Son muchas las galaxias que se destacan en esta zona, tanto para el hemisferio norte, como para el sur, así que no hay excusas para dejar de observarlas y disfrutar un momento bajo cielo de verano (para los del Sur).

Anuncios