Nebulosas visibles al aficionado

Lo que deseamos ver y lo que realmente vemos (4)

Posted on

Lo que deseamos ver y lo que realmente vemos (4)

Marcelo-Mojica-GundlachMarcelo Mojica Gundlach (Cochabamba, Bolivia – icarosbo@gmail.com)

 

Ohhh, las nebulosas planetarias nuevamente!!!. Son realmente atractivas a los ojos de los aficionados a la astronomía, mostrando todo su esplendor en una variedad de tonalidades azules y verdes.   Normalmente algunos aficionados tienen ideas erradas sobre la observación y fotografía de estos cuerpos celestes. Comúnmente se piensa que cuando hablamos de nebulosas planetarias, sólo están al alcance del aficionado unas dos o tres como máximo, la clásica M57 llamada “Nebulosa anular de Lyra”, M27 denominada “Campana Silenciosa”, como también M1, aunque no es planetaria es un blanco de todos los aficionados (en el futuro escribiremos sobre este tipo de nebulosas). Nada más alejado de la verdad! Existen muchísimas nebulosas planetarias al alcance de nuestros telescopios más modestos. Otro mito es que para observarlas, se debe utilizar el mínimo aumento posible. Para ubicarlas sí se debe utilizar poco aumento y gran campo, pero para observarlas todo lo contrario. Haciendo memoria…corría el año 2009, si mal no recuerdo, cuando navegando en Internet me encontré una página de un aficionado, Natko Bajic, quien realiza dibujos de cuerpos celestes y utilizando grandes aumentos para nebulosas planetarias. ¿Por qué razón?, si en mucha de la literatura nos dicen que para objetos nebulosos se deben utilizar pocos aumentos? La respuesta es sencilla. Muchas nebulosas planetarias presentan poca área y algunas son tan pequeñas que parecen estrellas, por lo tanto la magnitud de éstas está concentrada, lo que las hace muy brillantes relativamente y permiten el uso de grandes aumentos, hasta 300X. En cambio, nebulosas de emisión tipo M42 en Orión, su brillo está “repartido” en un área bastante apreciable.

Mojica_Nebulosa-Anillo-del-Ahora bien, después de unas cuantas palabras de teoría y recuerdos, vamos al objeto que nos interesa estudiar: NGC 3132, también llamada la Nebulosa “Anillo del Sur”.   Esta Nebulosa es muy fácilmente ubicable, puesto que se encuentra casi al centro de una corona de estrellitas que la rodean. Podemos decir que esta nebulosa es la “joya” de la corona, tal como podemos observar en la figura 1.

Esta nebulosa presenta una evidente estrella central que, cuando la observamos incluso con poco aumento, el brillo de ésta opaca a la nebulosa, la cual se hace visible con vista lateral. Ya con 150X, se nota la forma ovalada y su tonalidad Mojica_carta_NGC3132se va tornando azul ceniza. Lo que se debe hacer notar, es que la estrella que observamos en la nebulosa no es la responsable de darle el brillo fluorescente a la misma, sino más bien una compañera diminuta que sólo se observa con telescopios grandes. Esta estrella se la puede observar en la figura 1, a la iquierda, como un pequeño punto en dirección de las “dos” si la nebulosa fuese un reloj. NGC3132 es una de las más cercanas al sistema solar y se encuentra a unos 2.000 años luz de distancia. Como dato histórico diremos que NGC 3132 fue descubierta en 1835 por John Herschel. En la figura 2 podemos ver la carta celeste en la cual nos indica la forma de ubicar una de las nebulosas más hermosas del Sur. Ésta se encuentra en el límite de las constelaciones de la Vela y Antlia. En esta época está visible al Sur-oeste.