Formación estelar

El gas que alimenta la formación estelar

Posted on

Identifican el gas que alimenta la formación de estrellas
17/11/2015 de The University of Edinburgh / Astronomy & Astrophysics

Hubble telescope image known as Pillars of Creation, where stars are forming in the Eagle Nebula.

Imagen del telescopio espacial Hubble de los llamados “Pilares de Creación”, una región donde están formándose estrellas de la Nebulosa del Águila. Crédito: NASA, Jeff Hester y Paul Scowen (Arizona State University) .

Un equipo de astrónomos ha identificado, por primera vez, uno de los ingredientes clave de muchas estrellas. El gas que se encuentra en el espacio vacío entre las galaxias puede formar parte del proceso de formación de estrellas bajo ciertas condiciones. Este gas es gas atómico (constituido por átomos) y hasta ahora se pensaba que las estrellas sólo podían formarse en presencia de un tipo diferente de gas, gas molecular (constituido por moléculas, que son agrupaciones de átomos enlazados entre sí). Este descubrimiento contradice las condiciones necesarias, generalmente aceptadas, para que tenga lugar la formación de estrellas, un proceso que ocurre cuando nubes densas de polvo y gas del interior de las galaxias colapsan.

El gas atómico habitualmente se encuentra en regiones del espacio que no contienen planetas ni estrellas y están principalmente vacías, según los investigadores. El gas molecular está presente en las zonas más densas de las galaxias, donde se forman la mayoría de planetas y estrellas.

Este estudio proporciona la primera prueba de que el gas atómico puede alimentar la formación estelar, lo que ocurre cuando el gas atómico fluye hacia las galaxias pero no tiene tiempo de convertirse en molecular.

El descubrimiento fue realizado estudiando galaxias donde se habían observado explosiones de estrellas masivas en forma de estallidos de rayos gamma. Los investigadores descubrieron que en estas galaxias hay grandes cantidades de gas atómico, distribuido cerca de los estallidos de rayos gamma, lo que sugiere que pueden actuar como combustible en la formación de estrellas.

[Noticia completa]

http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=6944%3Aidentifican-el-gas-que-alimenta-la-formacion-de-estrellas&catid=52%3Anoticosmos&Itemid=74&lang=es

Todas por igual

Posted on

Para descubrir cómo se forman las estrellas vale con una “talla única”
30/10/2015 de University of Leeds / The Astrophysical Journal Letters

Image caption: An artist’s impression of the disk around the forming high-mass star AFGL 4176. The disk is 50 times larger than the size of Pluto's orbit, but it rotates around its star in a similar way to disks around forming low-mass stars.

Ilustración de artista del disco alrededor de la estrella en proceso de formación AFGL 4176. El disco es 50 veces mayor que el tamaño de la órbita de Plutón, pero gira alrededor de su estrella de un modo muy parecido a la manera en que lo hacen los discos que se encuentran alrededor de estrellas de poca masa en formación. Crédito: K.G. Johnston y ESO (imagen del fondo).

 

Observaciones realizadas por astrónomos de la Universidad de Leeds han  mostrado por primera vez que una estrella masiva, con 25 veces la masa del Sol, se está formando de manera similar a como lo hacen las estrellas de masa baja.

La directora del descubrimiento, la Dra. Katharine Johnston de la Universidad de Leeds afirma: “Nuestras observaciones muestran no solo que esta estrella todavía en formación se alimenta de un disco de material que la rodea, tal como hacen las estrellas jóvenes, sino que también refleja la formación de estrellas de masa baja en el modo en que el disco gira alrededor de la estrella”.

Esta investigación es una de las piezas finales del rompecabezas que supone comprender las vidas de las estrellas más luminosas y masivas, las llamadas estrella de tipo O. Estas estrellas son las principales contribuyentes a la producción de elementos pesados del Universo como el oro y el hierro, que expulsan al espacio en dramáticas explosiones de supernova al final de sus vidas.

Poco a poco van apareciendo pruebas de que las estrellas masivas se forman de manera parecida a como lo hacen las estrellas de poca masa. Sin embargo, hasta ahora los discos en rotación que eran idénticos a los observados alrededor de estrellas de poca masa sólo se habían observado alrededor de estrellas de tipo B, con menos de 18 veces la masa del Sol. Por encima de las 18 masas solares los astrónomos a menudo observan estructuras amorfas giratorias cientos de veces mayores que los discos de baja masa y que parecían más bien dónuts gigantescos en lugar de discos.

“Pero las observaciones con ALMA nos mostraron exactamente lo que habíamos estado buscando todo este tiempo. Encontramos un disco alrededor  de una estrella de tipo O que es muy parecido al disco que pensamos que formó nuestro Sol y el resto del Sistema Solar, excepto en que se trata de una versión a gran escala. El disco que hemos encontrado es por lo menos 10 veces mayor y 100 veces más masivo que los discos que normalmente vemos alrededor de estrellas jóvenes”.

[Noticia completa]

Actualizado ( Viernes, 30 de Octubre de 2015 10:30 )   http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=6882%3Apara-descubrir-como-se-forman-las-estrellas-vale-con-una-qtalla-unicaq&catid=52%3Anoticosmos&Itemid=74&lang=es

Una rosa cósmica con múltiples nombres

Posted on

23 de Septiembre de 2015

Esta nueva imagen de la región de formación estelar Messier 17, de color rosa, fue captada por el instrumento Wide Field Imager, instalado en el Telescopio MPG/ESO de 2,2 metros, en el Observatorio La Silla de ESO, en Chile. Es una de las imágenes más nítidas que muestra la nebulosa completa, y no sólo revela su tamaño, sino que capta los finos detalles de todo el paisaje cósmico de las nubes de gas, polvo y estrellas recién nacidas.

Es posible que a la nebulosa de la imagen le hayan dado más nombres a lo largo del tiempo que a ningún otro objeto de su clase. Aunque es oficialmente conocida como Messier 17, sus apodos son: la nebulosa Omega, la nebulosa del Cisne, la nebulosa de la marca de verificación (Checkmark en inglés), la nebulosa de la Herradura y — para aquellos más aficionados a los temas marinos — la nebulosa de la Langosta.

Messier 17 se encuentra a unos 5.500 años luz de la Tierra, cerca del plano de la Vía Láctea, en la constelación de Sagitario (el arquero). El objeto abarca una sección grande del cielo, sus nubes de gas y polvo miden cerca de 15 años luz de extensión. Este material sirve de combustible para el nacimiento de nuevas estrellas y el amplio campo de visión de la nueva imagen revela muchas estrellas que se encuentran tanto en el interior, como detrás o entre nosotros y Messier 17.

La nebulosa aparece como una compleja estructura roja con cierta graduación que tiende al color rosa. Su coloración es una firma del brillante gas de hidrógeno. Las estrellas azules de vida breve, formadas recientemente en Messier 17, emiten suficiente luz ultravioleta como para calentar el gas de los alrededores, que comienza a brillar de un modo intenso. En la región central los colores son más claros y algunas partes aparecen blancas. Este color blanco es real, surge como resultado de la mezcla de la luz del gas más caliente con la luz de las estrellas reflejada por el polvo.

Se estima que el gas de la nebulosa es más de 30.000 veces la masa del Sol. También contiene un cúmulo abierto de 35 estrellas, conocido como NGC 6618 [1]. Sin embargo, el número total de estrellas en la nebulosa es mucho mayor — hay casi 800 estrellas en el centro, y hay aún más estrellas en formación en sus regiones externas.

A lo largo de este resplandor color de rosa, la nebulosa muestra una red de regiones de polvo más oscuras que, a su vez, oscurecen la luz. Este material oscurecedor también es brillante y — aunque esas zonas son oscuras en esta imagen de luz visible —, parecen brillantes cuando se observan con cámaras infrarrojas.

La nebulosa debe su nombre oficial al cazador de cometas francés Charles Messier, que incluyó a la nebulosa como el objeto número diecisiete de su famoso catálogo astronómico en 1764 [2]. Pero incluso con un nombre tan anodino como Messier 17, esta floreada nebulosa sigue siendo deslumbrante.

Esta imagen proviene del programa Joyas cósmicas de ESO [3].

Notas

[1] Esta designación se utiliza también a veces para toda la región de formación estelar.

[2] El astrónomo Jean Philippe de Chéseaux descubrió el objeto en 1745, pero su descubrimiento pasó desapercibido. Así, Messier lo redescubrió de forma independiente y lo catalogó casi 20 años después.

[3] El programa Joyas cósmicas de ESO es una iniciativa de divulgación que pretende producir imágenes de objetos interesantes, enigmáticos o visualmente atractivos utilizando telescopios de ESO, con un fin educativo y divulgativo. El programa hace uso de tiempo de telescopio que no puede utilizarse para observaciones científicas. Todos los datos obtenidos también están disponibles para posibles aplicaciones científicas y se ponen a disposición de los astrónomos a través de los archivos científicos de ESO.

Fuente: http://www.eso.org/public/spain/news/eso1537/?lang

Carta Celeste de ubicación de M17