Estrella agonizante

Estrella despedazada

Posted on

Ecos de una estrella agonizante

por Amelia Ortiz · Publicada 2 junio, 2017 ·
2/6/2017 de AAS NOVA / The Astrophysical Journal Letters

Ilustración de artista de un episodio de perturbación por marea en el que una estrella es despedazada por un agujero negro supermasivo. En este ejemplo, el agujero negro está rodeado por un anillo de polvo que afecta a la radiación que vemos del fenómeno. Crédito: NASA/JPL-Caltech.

Cuando una estrella que pasa es despedazada por un agujero negro supermasivo, emite una llamarada de luz en rayos X, ultravioleta y el óptico. ¿Qué podemos aprender del eco en el infrarrojo de una perturbación violenta como ésta?

Las perturbaciones por efecto de marea se producen cuando una estrella pasa por dentro del radio de marea de un agujero negro supermasivo. Después de que las fuerzas de marea rompan la estrella, gran parte de la materia estelar se precipita al agujero negro, emitiendo luz brevemente en rayos X, ultravioleta y el óptico. El crecimiento de esta señal y su posterior descenso gradual ha permitido a los científicos hasta ahora detectar docenas de episodios de destrucción por marea.

Pero un suceso reciente de este tipo resulta ser misterioso. Se encuentra en un lugar inusual, una galaxia infrarroja ultraluminosa llamada F01004–2237, ya que la mayoría de estos episodios de destrucción se producen en galaxias que ya no están formando estrellas, al contrario que ésta. Además su curva de luz óptica también muestra un tiempo de caída inusualmente largo.

Liming Dou (Guangzhou University) y sus colaboradores piensan que este comportamiento poco habitual se debe a que el agujero negro supermasivo del núcleo de F01004–2237 probablemente se halle rodeado de polvo. La radiación en el óptico y el ultravioleta de la perturbación es absorbida por el polvo que rodea al agujero negro. Esta luz es entonces reemitida como radiación infrarroja, que vemos en forma de un eco retrasado respecto de la fulguración inicial, dado que la luz tiene que salir del polvo que rodea al agujero antes de ser emitida de nuevo y de viajar hacia nosotros. Y como el polvo dispersa parte de la luz óptica, esto explica que la curva de luz no decaiga tan rápidamente como era de esperar.

[Fuente Noticia]

Una estrella agonizante se mantiene fría

Posted on

La estrella agonizante se mantiene fría… y los astrónomos están confundidos
27/1/2016 de Space.com

A direct-sky image of Betelgeuse, a star that is shedding its mass as it nears the end of its life.

Betelgeuse, una estrella que está arrojando su masa a medida que se acerca al final de su vida. Crédito: ESO/Digitized Sky Survey 2. Agradecimientot: Davide De Martin.

La brillante estrella roja Betelgeuse, en la constelación de Orión, ha entrado en el ocaso de su vida. Como muchas estrellas de tamaño similar que alcanzan el final del camino, Betelgeuse está arrojando lentamente la mayor parte de su masa al espacio.

Esta fase de la muerte estelar es extremadamente común en el Universo: en unos 5 mil millones de años, cuando el Sol empiece a morir, también él se convertirá en una gigante roja. Expulsará gran parte de su masa y se hinchará alcanzando un tamaño tan enorme que engullirá Mercurio, Venus y la Tierra. Pero nuevas observaciones de Betelgeuse muestran que los científicos todavía no pueden explicar qué es lo que causa la expulsión masiva de materia en una gigante roja.

Nuevas observaciones de Betelgeuse obtenidas por Graham Harper, de la Universidad de Colorado, y sus colaboradores complican todavía más la historia. Han descubierto que el gas que se aleja de la estrella es mucho más frío de lo que se pensaba, y hasta el momento a los científicos no se les ocurre qué mecanismo puede expulsar tanta materia de la estrella y al mismo tiempo generar tan poco calor. Es un problema de equilibrio entre energía interior y exterior y por ahora las cuentas no salen.

En la década de los 80, los científicos pensaban que los campos magnéticos de las supergigantes rojas pueden provocar explosiones masivas que arrojan material al espacio, algo que también ha sido observado en nuestro Sol. Pero esta teoría también predice que la energía que expulsa al gas hacia el exterior también lo calienta, pero las observaciones han mostrado que esto no es así en Betelgeuse. “La física básica que hay detrás está muy equivocada”, afirmó Graham. “Si vas a expulsar materia, necesitas inyectar energía y esa energía no está calentando el plasma en absoluto”.

[Noticia completa]

Actualizado ( Miércoles, 27 de Enero de 2016 09:41 )   http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=7139%3Ala-estrella-agonizante-se-mantiene-fria-y-los-astronomos-estan-confundidos&catid=52%3Anoticosmos&Itemid=74&lang=es