detectan más ondas gravitacionales

Ondas gravitacionales: segunda detección

Posted on Actualizado enn

Por segunda vez, LIGO detecta ondas gravitacionales PDF Imprimir E-mail
16/6/2016 de MIT / Physical Review Letters

This illustration shows the merger of two black holes and the gravitational waves that ripple outward as the black holes spiral toward each other. The black holes — which represent those detected by LIGO on Dec. 26, 2015 — were 14 and 8 times the mass of the sun, until they merged, forming a single black hole 21 times the mass of the sun. In reality, the area near the black holes would appear highly warped, and the gravitational waves would be too small to see.

Esta ilustración muestra la fusión de dos agujeros negros y las ondas gravitacionales que son emitidas mientras se precipitan en espiral uno hacia el otro. Los agujero negros (que representan a los detectados el 26 de diciembre) tenían 14 y 8 veces la masa del Sol, hasta que se fusionaron creando un solo agujero negro de 21 masas solares. En realidad, el área cerca de los agujeros negros estaría muy deformada y las ondas gravitacionales serían demasiado pequeñas para verlas. Crédito: T. Pyle/LIGO.

 

Por segunda vez, los científicos han detectado ondas gravitacionales directamente, rizos en el tejido del espacio-tiempo, creados por episodios cataclísmicos extremos producidos en el Universo lejano. Los investigadores han determinado que la onda increíblemente débil que acabó alcanzando la Tierra fue producida por dos agujeros negros que chocaron a la mitad de la velocidad de la luz, a 1400 millones de años luz de distancia.

Los científicos detectaron las ondas gravitacionales utilizando los interferómetros gemelos de LIGO (Laser Interferometer Gravitational-wave Observatory) el pasado 26 de diciembre de 2015; ambos detectores, situados a más de 3000 km de distancia, captaron una señal muy débil entre el ruido de los alrededores.

Mientras que la primera detección de septiembre produjo un pico claro en los datos, esta segunda señal fue mucho más sutil, generando una señal casi enterrada entre los datos. Empleando técnicas avanzadas de análisis de datos, los investigadores determinaron que, realmente, la señal pertenecía a una onda gravitacional.

Los astrónomos calcularon que la onda gravitacional surgió de la colisión de dos agujeros negros, de 14.2 y 7.5 veces la masa del Sol. La señal captada por los detectores de LIGO corresponde a los últimos momentos antes de que los agujeros negros se fusionaran.  Durante aproximadamente el último segundo final, mientras la señal era detectable, los agujeros negros giraron alrededor uno del otro 55 veces, alcanzando la mitad de la velocidad de la luz, antes de unirse en un choque que emitió una enorme cantidad de energía en forma de ondas gravitacionales, el equivalente a la masa del Sol. Este cataclismo, ocurrido hace 1400 millones de años, produjo un agujero negro giratorio más masivo que tiene 20.8 veces la masa del Sol.

[Noticia completa]

Actualizado ( Jueves, 16 de Junio de 2016 09:23 )   http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=7602%3Apor-segunda-vez-ligo-detecta-ondas-gravitacionales&catid=52%3Anoticosmos&Itemid=74&lang=es
Anuncios