Canibalismo estelar

Canibalismo estelar

Posted on

El canibalismo estelar convierte una estrella en una enana marrón PDF Imprimir E-mail
19/5/2016 de Royal Astronomical Society / Nature

An artist’s illustration of the white dwarf (right) stripping mass from the brown dwarf. Credit: Rene Breton, University of Manchester. Click for a full size image

Ilustración de artista de una enana blanca (derecha) arrancando masa de la enana marrón. Crédito: Rene Breton, University of Manchester.

 

Los astrónomos han detectado un objeto subestelar que solía ser una estrella, después de haber sido consumido por su compañera, una enana blanca. El equipo internacional de investigadores realizó el descubrimiento observando un sistema binario muy poco brillante, J1433, situado a 730 años luz. El sistema consiste en un objeto de masa baja (unas 60 veces la masa de Júpiter) con una órbita extremadamente cercana de 78 minutos alrededor de una enana blanca (el resto de una estrella como nuestro Sol).

Debido a su proximidad, la enana blanca arranca materia de su compañera de masa baja. Este proceso ha eliminado un 90 por ciento de la masa de la compañera, convirtiéndola de una estrella a una enana marrón. La mayoría de las enanas marrones son ‘estrellas fallidas’, objetos que no tenían al nacer suficiente masa para brillar fusionando hidrógeno en sus núcleos. Por el contrario, la enana marrón de este sistema nació como una estrella en toda regla, pero ha sido despojada hasta alcanzar su masa actual por miles de millones de años de canibalismo estelar.

El autor principal del estudio, el estudiante de doctorado Juan Venancio Hernández Santisteban, de la Universidad de Southampton, comenta: “Nuestros conocimientos de la evolución de las binarias sugieren que, si la estrella compañera puede sobrevivir a la transición, las enanas marrones deberían de ser comunes en este tipo de sistemas. Sin embargo, a pesar de varios esfuerzos, sólo se habían encontrado anteriormente unos pocos sistemas donde existían pruebas tentativas de que albergan una enana marrón. Ahora nuestros resultados confirman que la transformación con éxito de una estrella en una enana marrón es, de hecho, posible”.

Los astrónomos utilizaron también sus datos para cartografiar la temperatura superficial de la enana marrón. Ésta resulta que no es uniforme, ya que este objeto subestelar frío es intensamente radiado por su compañera enana blanca, que está mucho más caliente. La diferencia entre las partes más calientes y las más frías de la enana marrón alcanza los 200 ºC.

[Noticia completa]

Actualizado ( Jueves, 19 de Mayo de 2016 10:46 )    http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=7500%3Ael-canibalismo-estelar-convierte-una-estrella-en-una-enana-marron&catid=52%3Anoticosmos&Itemid=74&lang=es
Anuncios

Canibalismo estelar

Posted on

Canibalismo entre estrellas
9/2/2016 de Universität Wien / Science Advances

Simulación de un disco circumestelar onestable gravitatoriamente a través de cálculos hidrodinámicos. En el disco se forma embriones protoplanetarios gracias a la fragmentación por la gravedad. Las tres imágenes pequeñas muestran la desaparición posterior de la concentración de materia en la estrella. Crédito: Eduard Vorobyov, Universität Wien.

Simulación de un disco circumestelar inestable gravitatoriamente a través de cálculos hidrodinámicos. En el disco se forma embriones protoplanetarios gracias a la fragmentación por la gravedad. Las tres imágenes pequeñas muestran la desaparición posterior de la concentración de materia en la estrella. Crédito: Eduard Vorobyov, Universität Wien.
Las estrellas no acumulan su masa final de manera constante sino en series de episodios violentos que se manifiestan en bruscos aumentos del brillo de la estrella. Según esta teoría de Eduard Vorobyov de la Universidad de Viena, el aumento del brillo estelar puede ser causado por fragmentación debida a inestabilidades gravitacionales en discos gaseosos masivos que rodean estrellas jóvenes, seguidos por la migración de densas masas compactas de gas hacia la estrella. Este “canibalismo”, tal como lo describe Vorobyov, ha sido comprobado por primera vez gracias al empleo de instrumentos de observación avanzados.

Las estrellas nacen dentro de una nube de gas y polvo interestelares que está girando y que se contrae por su propia gravedad hasta alcanzar la densidad de una estrella. Sin embargo, la mayor parte de la nube se encuentra en un disco circumestelar que se forma alrededor de la estrella antes de precipitarse hacia ella. Se pensaba que las estrellas van acumulando materia del disco de manera progresiva hasta alcanzar su masa final, pero una nueva investigación demuestra que en realidad lo hacen en episodios violentos durante los cuales el brillo de la estrella aumenta bruscamente de brillo. La joven estrella FU Orionis de la constelación de Orión es el ejemplo prototipo, habiendo aumentado 250 veces su brillo en sólo un año, habiendo permanecido ya en este estado de alta luminosidad durante casi un siglo.
Un mecanismo posible que explique el fenómeno es el publicado ahora por Vorobyov, en el que describe la formación de concentraciones de materia en el disco circumestelar seguida por su migración hacia la estrella, proceso que describe como un “canibalismo a escalas astronómicas”. Estas aglomeraciones podrían haber madurado formando planetas gigantes como Júpiter, pero en cambio han acabado engullidas por la estrella progenitora.

[Noticia completa]
Actualizada: http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=category&layout=blog&id=52&Itemid=74&lang=es