búsqueda exoplanetas

Primera luz de ESPRESSO

Posted on

Primera luz de ESPRESSO — el buscador de planetas de nueva generación

eso1739es — Comunicado — 6 de Diciembre de 2017


El espectrógrafo ESPRESSO (Echelle SPectrograph for Rocky Exoplanet and Stable Spectroscopic Observations, espectrógrafo echelle para exoplanetas rocosos y observaciones espectroscópicas estables) ha realizado con éxito sus primeras observaciones. Instalado en el VLT (Very Large Telescope) de ESO, en Chile, ESPRESSO detectará exoplanetas con una precisión sin precedentes buscando los minúsculos cambios en la luz de sus estrellas anfitrionas. Por primera vez, una máquina para cazar planetas será capaz de combinar la luz de los cuatro telescopios VLT.

ESPRESSO ha observado su primera luz en el VLT (Very Large Telescope) de ESO, en el Observatorio Paranal, en el norte de Chile [1]. Este nuevo espectrógrafo echelle, de tercera generación, es el sucesor del exitoso HARPS, instalado en el Observatorio La Silla de ESO. HARPS puede alcanzar una precisión de alrededor de un metro por segundo en las mediciones de velocidad, mientras que ESPRESSO tiene como objetivo lograr una precisión de unos pocos centímetros por segundo gracias a los avances en la tecnología y a que está instalado en un telescopio mucho más grande.

El científico que lidera ESPRESSO, Francesco Pepe (Universidad de Ginebra, Suiza), explica su importancia: “Este éxito es el resultado del trabajo de muchas personas durante 10 años. ESPRESSO no es sólo la evolución de nuestros anteriores instrumentos, como HARPS: su mayor resolución y su mayor precisión hacen que sea revolucionario. Y, a diferencia de los anteriores instrumentos, puede explotar toda la capacidad colectora de luz del VLT, ya que puede utilizarse con los cuatro telescopios unitarios del VLT al mismo tiempo para simular un telescopio de 16 metros. ESPRESSO será insuperable durante, al menos, una década. ¡Ahora estoy deseando descubrir nuestro primer planeta rocoso!”.

ESPRESSO puede detectar los pequeños cambios que se dan en los espectros de las estrellas cuando son orbitadas por un planeta. Este método de velocidad radial funciona porque la fuerza gravitatoria de un planeta influye en su estrella anfitriona, haciendo que se “tambalee” ligeramente. Cuanto menos masivo sea el planeta, menor será el bamboleo. Por eso, para detectar exoplanetas rocosos que puedan albergar vida, se necesita un instrumento con muy alta precisión. Con este método, ESPRESSO será capaz de detectar algunos de los planetas más ligeros jamás encontrados [2].

Las observaciones de prueba incluyeron observaciones de estrellas y sistemas planetarios conocidos. Al compararlas con datos de HARPS, se demostró que ESPRESSO puede obtener datos de calidad similar con mucho menos tiempo de exposición.

El científico del instrumento, Gaspare Lo Curto (ESO), está encantado: “Traer a ESPRESSO hasta aquí ha sido un gran logro, y hemos contado con la colaboración de un consorcio internacional y de muchos grupos diferentes de ESO: ingenieros, astrónomos y administración. No solo tuvieron que instalar el espectrógrafo en sí, sino también la compleja óptica que recoge la luz de los cuatro telescopios unitarios del VLT”.

Aunque el objetivo principal de ESPRESSO es llevar la búsqueda de planetas al siguiente nivel, encontrando y caracterizando planetas menos masivos y sus atmósferas, también tiene muchas otras aplicaciones. Será la herramienta más potente del mundo para probar si las constantes físicas de la naturaleza han cambiado desde que el universo era joven. Algunas teorías de física fundamental han predicho estos pequeños cambios, pero nunca se han observado de manera convincente.

Cuando se ponga en funcionamiento el ELT (Extremely Large Telescope) de ESO, el instrumento HIRES, que actualmente está en fase de diseño conceptual, permitirá detectar y caracterizar exoplanetas incluso más pequeños, del tamaño de la Tierra, así como estudiar las atmósferas de esos exoplanetas con la búsqueda de señales de vida en planetas rocosos.
Notas

[1] ESPRESSO fue diseñado y construido por un consorcio formado por: el Observatorio Astronómico de la Universidad de Ginebra y la Universidad de Berna, Suiza; INAF-Observatorio Astronómico de Trieste e INAF-Observatorio Astronómico de Brera, Italia; Instituto de Astrofísica de Canarias, España; Instituto de Astrofísica y Ciencias del Espacio, Universidades de Oporto y Lisboa, Portugal; y ESO. Los investigadores principales son Francesco Pepe (Universidad de Ginebra, Suiza); Stefano Cristiani (INAF, Observatorio Astronómico de Trieste, Italia); Rafael Rebolo (IAC, Tenerife, España) y Nuno Santos (Instituto de Astrofísica y Ciencias del Espacio, Universidad de Oporto, Portugal).

[2] El método de velocidad radial permite a los astrónomos medir la masa y la órbita del planeta. Combinado con otros métodos, como el método de tránsitos, se puede extraer más información, por ejemplo, el tamaño y la densidad de los exoplanetas. El instrumento NGTS (Next-Generation Transit Survey, sondeo de tránsitos de próxima generación), en el Observatorio Paranal de ESO, busca exoplanetas con esta técnica.

[Fuente]

Anuncios

Para la búsqueda de nuevos exoplanetas

Posted on

Publican un enorme catálogo de estrellas cercanas para la búsqueda de exoplanetas nuevos

por Amelia Ortiz · 14 febrero, 2017
14/2/2017 de MIT / The Astronomical Journal

Ilustración de artista de un sistema de exoplanetas. Un nuevo proyecto de ciencia ciudadana permite al público analizar datos del telescopio Keck de 10 m para buscar nuevos exoplanetas alrededor de 1600 estrellas cercanas a la Tierra. Crédito: Ricardo Ramírez.

La búsqueda de planetas fuera de nuestro Sistema Solar está a punto de ganar reclutas nuevos. Un equipo de astrónomos ha publicado el mayor conjunto de observaciones realizadas con la técnica de la velocidad radial, cuyo fin es la búsqueda de exoplanetas. Los datos, tomados durante más de dos décadas por el observatorio W.M. Keck de Hawái, están hora disponibles al público, junto con un software para procesar los datos y un tutorial online.

Publicando los datos de manera accesible, los científicos esperan atraer ojos frescos a las observaciones, que contienen 61 000 medidas de mas de 1600 estrellas cercanas.

Jennifer Burt (Kavli Institute for Astrophysics and Space Research, MIT) y sus colaboradores han encontrado en esos datos más de 100 exoplanetas potenciales, incluyendo uno en órbita alrededor de  GJ 411, la cuarta estrella más cercana a nuestro Sistema Solar. “Parece que no hay carestía de exoplanetas”, explica Burt. “Existen toneladas de ellos y toneladas de ciencia por hacer”.

Las observaciones ahora disponibles fueron tomadas con el espectrómetro echelle de alta resolución (HIRES) montado en el telescopio de 10 m del observatorio Keck. HIRES permite estimar la velocidad radial de la estrella, los diminutos desplazamientos que realiza una estrella bien como resultado de sus propios procesos físicos internos o bien como respuesta a una fuerza exterior. En particular, los científicos han descubierto que cuando una estrella se mueve acercándose y alejándose de la Tierra con un patrón regular, esto puede indicar la presencia de un exoplaneta en órbita alrededor de la estrella. La gravedad del planeta tira de la estrella, cambiando la velocidad de esta mientras el planeta gira a su alrededor.

Dentro del nuevo conjunto de datos los investigadores han destacado más de 100 estrellas que probablemente alberguen exoplanetas pero que requieren de una inspección más profunda, ya sea con medidas adicionales o con más análisis de los datos que ya existen. HIRES continuará observando estrellas cercanas en los próximos años y el equipo planea actualizar periódicamente los datos públicos con esas observaciones. Utilizando el software Systemic Burt afirma que es fácil cargar los datos y empezar a jugar con ellos. “Porque, realmente, ¿quien no quiere descubrir un planeta?”.

[Noticia completa]