Accidente cósmico

Accidente cósmico revisitado

Posted on

El VLT revisita una curiosa colisión cósmica
10/12/2015 de ESO / Astronomy & Astrophysics

Estas nuevas imágenes del Very Large Telescope de ESO, instalado en el observatorio Paranal, revelan con gran detalle los espectaculares restos de una colisión cósmica con 360 millones de años de antigüedad. Entre los escombros que rodean a la galaxia elíptica NGC 5291, en el centro de la imagen, se encuentra una misteriosa y singular joven galaxia enana, que vemos como un brillante grumo hacia la derecha. Este objeto proporciona a los astrónomos una oportunidad excelente para aprender más acerca de estas galaxias que se creen comunes en el universo temprano, pero que normalmente son demasiado débiles y lejanas para poder observarlas con los telescopios actuales.
NGC 5291. Crédito: ESO.

Estas nuevas imágenes del Very Large Telescope de ESO, instalado en el observatorio Paranal, revelan los espectaculares restos de una colisión cósmica con 360 millones de años de antigüedad. Entre los escombros se encuentra una misteriosa y singular joven galaxia enana. Esta galaxia proporciona a los astrónomos una oportunidad excelente para aprender más acerca de estas galaxias que se creen comunes en el universo temprano, pero que normalmente son demasiado débiles y lejanas para poder observarlas con los telescopios actuales.

NGC 5291, el dorado óvalo brumoso que domina el centro de esta imagen, es una galaxia elíptica situada a casi 200 millones de años luz de distancia, en la constelación del Centauro. A lo largo de más de 360 millones años, NGC 5291 ha estado implicada en una dramática y violenta colisión a medida que otra galaxia viajaba a inmensas velocidades disparada hacia su núcleo. El accidente cósmico expulsó enormes chorros de gas hacia el espacio cercano que, más adelante, se condensó formando un anillo alrededor de NGC 5291.

Con el tiempo, el material del anillo se fue fusionando y colapsó en decenas de regiones de formación estelar y varias galaxias enanas, zonas que podemos ver en esta imagen como regiones blancas y de tonos azul pálido dispersas alrededor de NGC 5291. Esta nueva imagen fue obtenida con el instrumento FORS, instalado en el VLT. El cúmulo de material más masivo y luminoso, situado a la derecha de NGC 5291, es una de estas galaxias enanas y es conocida como NGC 5291N.

Observaciones detalladas, llevadas a cabo con el espectrógrafo MUSE, han dado a conocer que las partes exteriores de la galaxia tenían características típicamente asociadas con la formación de nuevas estrellas, pero lo que se observó no concordaba con lo esperado en los modelos teóricos actuales. Los astrónomos sospechan que estos fenómenos inusuales pueden ser el resultado de colisiones masivas de gas en la región.

NGC 5291N no parece ser una típica galaxia enana, pero en cambio comparte un sorprendente número de similitudes con las grumosas estructuras que hay dentro de muchas de las galaxias con formación estelar en el universo distante. Es un sistema único en nuestro universo local y un importante laboratorio para el estudio de galaxias  tempranas ricas en gas, que normalmente están muy lejos como para ser observadas en detalle por los telescopios actuales.

[Noticia completa]

Actualizado ( Jueves, 10 de Diciembre de 2015 10:55 )   http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=7022%3Ael-vlt-revisita-una-curiosa-colision-cosmica&catid=52%3Anoticosmos&Itemid=74&lang=es