¿Qué tienen en común las cubiertas de nubes de Urano con los huevos podridos?

Posted on

¿Qué tienen en común las cubiertas de nubes de Urano con los huevos podridos?

por Amelia Ortiz · Publicada 24 abril, 2018 ·
24/4/2018 de Gemini Observatory/ Nature Astronomy


Esta imagen de Urano creciente, tomada por el Voyager 2 el 24 de enero de 1986, revela su helada atmósfera azul. A pesar del paso cercano de la nave, la composición de la atmósfera ha sido un misterio hasta ahora. Crédito: NASA/JPL.

El sulfuro de hidrógeno, el gas que proporciona a los huevos podridos su olor característico, permea la alta atmósfera del planeta Urano, según han demostrado definitivamente observaciones espectroscópicas con el telescopio Gemini North, que han detectado este gas arremolinándose en las cubiertas de nubes del planeta gigante.

Los astrónomos habían discutido durante mucho tiempo acerca de la composición de las nubes de Urano y si predominaba el sulfuro de hidrógeno o el amoníaco, pero carecían de las pruebas definitivas que decidieran la cuestión. “Ahora gracias a las mejoras en los datos de líneas de absorción del sulfuro de hidrógeno y a los maravillosos espectros de Gemini, tenemos la huella con la que pillar al culpable”, comenta Patrick Irwin (Universidad de Oxford).

La detección de sulfuro de hidrógeno en la cubierta de nubes de Urano (y presumiblemente en Neptuno) contrasta radicalmente con los planetas de gas interiores, Júpiter y Saturno, en los que no se aprecia sulfuro de hidrógeno por encima de las nubes sino amoníaco. La mayor parte de las nubes altas de Júpiter y Saturno están compuestas por hielo de amoníaco, pero no parece que sea ése el caso de Urano. Estas diferencias en la composición atmosférica arrojan luz sobre preguntas relacionadas con la formación e historia del planeta.

Leigh Fletcher (Universidad de Leicester) señala que las diferencias entre las cubiertas de nubes de los gigantes de gas (Júpiter y Saturno) y los gigantes de hielo (Urano y Neptuno) fueron impresas probablemente durante el nacimiento de estos mundos. “Durante la formación de nuestro Sistema Solar el equilibrio entre el nitrógeno y el azufre (y por tanto entre el amoníaco y el sulfuro de hidrógeno) quedó determinado por la temperatura y ubicación de la formación de los planetas”.

[Fuente]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s