Resuelven misterio de los electrones energéticos del cinturón de radiación interior

Posted on

Cómo un satélite de “estudiantes” resolvió un importante misterio espacial

por Amelia Ortiz · Publicada 15 diciembre, 2017 ·
15/12/2017 de University of Colorado / Nature


Un equipo de más de 65 estudiantes diseñó, construyó y operó un pequeño satélite CubeSat que ha ayudado a los investigadores a descubrir electrones de alta energía en el cinturón de radiación interior de Van Allen. Imagen cortesía de LASP (Laboratory for Atmospheric and Space Physics).

Un misterio relacionado con el origen de algunas partículas de alta energía y potencialmente dañinas, presentes en los cinturones de radiación de la Tierra, ha sido resuelto ahora utilizando datos de un satélite del tamaño de una caja de zapatos construido y operado por estudiantes de la Universidad de Colorado. Los resultados del nuevo estudio indican que los electrones energéticos del cinturón de radiación interior de la Tierra (principalmente cerca de su borde interno) son creados por rayos cósmicos nacidos en explosiones de supernovas, según el procesos Xinlin Li (Universidad de Colorado). Los cinturones de radiación, conocidos como cinturones de Van Allen, son capas de partículas de alta energía retenidos por el campo magnético de la Tierra.

Los investigadores demostraron que los rayos cósmicos que entran en la atmósfera de la Tierra chocan contra átomos neutros creando una cascada que produce partículas cargadas eléctricamente, incluyendo electrones que quedan atrapados en los campos magnéticos de la Tierra. El descubrimiento permitirá predecir mejor la llegada de electrones energéticos al espacio cercano a la Tierra, que puede dañar satélites y amenazar la salud de los astronautas que se encuentren en paseos espaciales, comenta Li.

“Hemos anunciado la primera detección de estos electrones energéticos cerca del borde interior del cinturón de radiación de la Tierra”, dice Li. “Hemos resuelto por fin este misterio después de 60 años”.

Poco después del descubrimiento de los cinturones de radiación de Van Allen, tanto los científicos estadounidenses como los soviéticos concluyeron que los rayos cósmicos eran el origen probable de los protones de alta energía atrapados en el campo magnético de la Tierra. Pero durante las décadas siguientes, nadie detectó con éxito los electrones correspondientes que deberían de haberse producido durante la desintegración de neutrones.

[Fuente]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s