Misteriosos minihalos en el corazón de cúmulos de galaxias

Posted on

Investigadoras iluminan los misteriosos minihalos

por Amelia Ortiz · Publicada 4 agosto, 2017 ·
4/8/2017 de Phys.org

Esta imagen muestra la emisión en radio que rodea al cúmulo de Perseo (NGC 1275). En la imagen están identificadas las estructuras principales del minihalo: la extensión al norte, los dos espolones orientales, el borde cóncavo hacia el sur, el borde suroccidental y un penacho de emisión hacia el sur-suroeste. El pequeño objeto al final de la estela occidental es la galaxia NGC 1272. La barra superior izquierda muestra una distancia de 90 kph, o unos 240 años-luz. Crédito: NRL.

Los objetos ligados por la fuerza de la gravedad más grandes del Universo son los cúmulos de galaxias que se forman en las intersecciones de los filamentos de la red cósmica. Estas entidades se forman y crecen a través de colisiones masivas al ir atrapando material con su atracción gravitatoria. En el corazón de algunos cúmulos de galaxias hay pequeños y misteriosos minihalos que emiten en radio. Estas fuentes de radio, raras y dispersas, rodean una brillante radiogalaxia central y son muy luminosos en longitudes de onda de radio.

Ahora un equipo de radioastrónomas ha observado con detalle el cúmulo de galaxias de Perseo, a 250 millones de años-luz de la Tierra, con el conjunto de radiotelescopios JVLA. Según la Dra. Tracy Clarke(U.S. Naval Research Laboratory), el cúmulo de Perseo es uno de los objetos más masivos del Universo conocido, pues contiene miles de galaxias inmersas en una vasta nube de gas a muchos millones de grados de temperatura y también alberga un minihalo. Los minihalos se piensa que son una ventana que permite observar la turbulencia producida por fusiones menores entre cúmulos de galaxias y sistemas menos masivos.

Las observaciones profundas con el JVLA, combinadas con las propiedades del cúmulo, ofrecen a los investigadores una oportunidad única de estudio de los minihalos. Marie-Lou Gendron-Marsolais (Universidad de Montreal), directora de la investigación, señala que “los resultados demuestran la sensibilidad de los nuevos receptores de baja frecuencia del JVLA, así como la necesidad de obtener imágenes en radio más profundas y de alta fidelidad en cúmulos para estudiar estructuras complejas y comprender mejor su origen”.

[Fuente]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s