Estudiando el origen de nuestro sistema solar

Posted on

El origen “chocante” de nuestro Sistema Solar

por Amelia Ortiz · Publicada 4 agosto, 2017 ·
4/8/2017 de Carnegie Science / The Astrophysical Journal

Los colores representan las cantidades relativas de isótopos radiactivos de vida corta, como el hierro-60, inyectados en un disco protoplanetario recién formado (visto de frente, siendo la protoestrella la mancha púrpura del centro) por la onda de choque de una supernova. Cortesía: Alan Boss.

Según una teoría con larga tradición, la formación de nuestro Sistema Solar fue instigada por la onda de choque de una explosión de supernova. La onda de choque inyectó material de la estrella destruida en una nube cercana de polvo y gas, provocando el colapso sobre sí misma y formando el Sol y los planetas que lo rodean. Ahora un trabajo nuevo ofrece pruebas frescas que apoyan esta teoría, creando un modelo de formación del Sistema Solar que comienza desde el colapso inicial de la nube y llega hasta las fases intermedias de la formación de la estrella.

Una condición muy importante a la hora de comprobar teorías sobre la formación del Sistema Solar es la química de los meteoritos. Los meteoritos conservan un registro de los elementos, isótopos y compuestos que existieron en los primeros días del Sistema Solar. Un tipo de ellos, llamados condritas carbonáceas, incluye algunas de las muestras más primitivas que se conocen.

Un análisis reciente de condritas realizado por Myriam Telus (Carnegie) está relacionado con el hierro-60, un isótopo radiactivo de vida corta que se desintegra en níquel-60. Sólo se crea en cantidades importantes en las reacciones nucleares dentro de ciertos tipos de estrellas, incluyendo las supernovas. Sus resultados indican que la cantidad de hierro-60 presente en el Sistema Solar primitivo puede haber tenido su origen en una supernova.

Alan Boss (Carnegie) tuvo en cuenta este resultado al revisar sus modelos de colapso de nubes instigado por ondas de choque, extendiendo sus modelos más allá del colapso inicial, hasta las fases intermedias de la formación estelar, cuando el Sol estaba siendo creado, un paso importante en la combinación del modelo del origen del Sistema Solar y el análisis de muestras de meteoritos. “Mis resultados indican que una onda de choque de una supernova es todavía el origen más plausible que explicaría los isótopos radiactivos de vida corta de nuestro Sistema Solar”, explica Boss.

[Fuente]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s