Cometas grandes y lejanos

Posted on

Los cometas grandes y lejanos son más comunes de lo que se pensaba

por Amelia Ortiz · Publicada 26 julio, 2017 ·
26/7/2017 de JPL / The Astronomical Journal

Esta ilustración muestra cómo los científicos emplearon datos de la nave espacial WISE de NASA para determinar los tamaños de los núcleos de los cometas. Sustrajeron un modelo de cómo el polvo y el gas se comportan en los cometas para poder medir el tamaño del núcleo. Crédito: NASA/JPL-Caltech.

Los cometas que tardan más de 200 años en completar un giro alrededor del Sol son notoriamente difíciles de estudiar. Al pasar la mayor parte del tiempo lejos de nuestra zona del Sistema Solar, muchos “cometas de periodo largo” nunca se aceran al Sol durante la vida de una persona. De hecho, los que viajan hacia el interior desde la Nube de Oort (un grupo de cuerpos helados que empieza a unos 300 mil millones de kilómetros del Sol) pueden tener periodos de miles o incluso millones de años.

La nave espacial WISE, explorando el cielo entero en longitudes de onda del infrarrojo, ha proporcionado datos nuevos sobre estos vagabundos lejanos. Los científicos han descubierto que hay unas 7 veces más cometas de periodo largo que miden por lo menos 1 kilómetros de diámetro de lo que había sido predicho anteriormente. También han descubierto que los cometas de periodo largo son, en promedio, hasta el doble de grandes que los cometas de la familia de Júpiter, cuyas órbitas están controladas por la gravedad de Júpiter y tienen periodos de menos de 20 años.

Los investigadores observaron también que en 8 meses pasaron cerca del Sol entre 3 y 5 veces más cometas de periodo largo de lo que se había predicho. “El número de cometas habla de la cantidad de material sobrante de la formación del Sistema Solar”, explica James Bauer (Universidad de Maryland). “Ahora sabemos que hay más fragmentos relativamente grandes de material antiguo procedentes de la Nube de Oort de lo que pensábamos”. Esto sugiere que un mayor número de cometas de periodo largo habría chocado contra los planetas, trayendo a ellos materiales helados desde los confines del Sistema Solar.

La Nube de Oort está demasiado lejos como para ser observada por los telescopios actuales, pero se piensa que es una distribución esférica de pequeños cuerpos helados situada en el mismo borde del Sistema Solar. La densidad de cometas en ella es baja, así que la probabilidad de que los cometas choquen dentro de ella es rara. Los cometas de periodo largo observados por WISE probablemente fueron expulsados de la Nube de Oort hace millones de años.

[Fuente]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s