Llegando a Alfa Centauri

Posted on

Frenado total al llegar a Alpha Centauri

3/2/2017 de Max Planck Institute for Solar System Research / The Astrophysical Journal Letters

Viaje interestelar: el objetivo del proyecto Starshot es enviar una nave espacial diminuta propulsada por una enorme vela de fotones rectangular al sistema triple de estrellas de Alpha Centauri, donde sobrevolaría el planeta, similar a la Tierra, Proxima Centauri b. Los cuatro haces rojos emitidos desde las esquinas de la vela son los pulsos láser para su comunicación con la Tierra. Crédito: Planetary Habitability Laboratory, Univesity of Puerto Rico at Arecibo.

En abril, el multimillonario Yuri Milner anunció la Iniciativa Breakthrough Starshot. Planea invertir 100 millones de dólares americanos en el desarrollo de una vela solar ultraligera que puede acelerar alcanzando una velocidad igual al 20 por ciento de la velocidad de la luz. El problema es todavía como frenar este proyectil una vez alcance su objetivo. René Heller, del Instituto Max Planck de Investigaciones sobre el Sistema Solar en Göttingen, y su colaborador Michael Hippke proponen utilizar la radiación y gravedad de las estrellas de Alpha Centauri para frenar la nave. Podría incluso ser redirigida hacia la estrella enana roja Proxima Centauri y su planeta similar a la Tierra, Proxima b.

Los dos científicos han basado sus calculos en una sonda espacial que pesara en total menos de 100 gramos, montada sobre una vela de 100 000 metros cuadrados (equivalente al área de 14 campos de fútbol). Durante el acercamiento a Alpha Centauri, la vela se recolocaría de forma que la nave espacial fuera frenada de modo óptimo por la radiación procedente de las estrellas del sistema triple de Alpha Centauri. A mayor aproximación, mayor será la fuerza de frenado y más eficientemente será reducida la velocidad de la nave a su llegada. Y viceversa, la misma física puede ser utilizada para acelerar la vela cuando parta del Sistema Solar, utilizando el Sol como un cañón de fotones.

La diminuta nave tendría primero que acercarse a solo unos cuatro millones de kilómetros de la estrella Alpha Centauri A (correspondientes a cinco radios estelares) a una velocidad máxima de 13 800 kilómetros por segundo (4.6 por ciento de la velocidad de la luz). A velocidades mayores la sonda simplemente pasaría de largo. Durante su encuentro estelar, la sonda no solamente sería repelida por la radiación estelar sino que también sería atraída por el campo gravitatorio de la estrella. Este efecto podría ser utilizado para desviarla alrededor de la estrella. Este tipo de maniobras ha sido realizado ya en numerosas ocasiones por sondas espaciales en el Sistema Solar.

En teoría, la vela solar autónoma propuesta por Heller y Hippke podría colocarse en órbita alrededor de Alpha Centauri A y estudiar sus planetas. Pero también podría ser configurada de modo que la presión estelar de la estrella A frenara y desviara la sonda hacia Alpha Centauri B, a la que llegaría en unos pocos días. La nave sería frenada de nuevo y catapultada hacia Proxima Centauri, a la que llegaría tras otros 46 años (unos 140 años después de su lanzamiento desde la Tierra). En próxima Centauri los astrónomos han descubierto un planeta tan masivo como la Tierra y que se encuentra en órbita alrededor de su estrella en lo que se llama la zona habitable. Esto hace que, en teoría, pueda existir agua líquida en su superficie, siendo el agua un requisito clave para vida en la Tierra.

[Noticia completa]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s