Mes: enero 2017

Buscando vida

Posted on

Un nuevo test para buscar vida en otros planetas
30/1/2017 de JPL / Analytical Chemistry

Mono Lake, California, with salt pillars known as

El Lago Mono (California), con pilares de sal conocidos como “tufas”. Investigadores del JPL prueban aquí métodos nuevos para detectar signos químicos de vida en aguas saladas donde, pensando que se trata agua análoga a la que pueda encontrarse en Marte, Encélado o Europa. Crédito: Mono County Tourism.

 

Un sencillo método químico podría mejorar enormemente el modo en que los científicos buscan signos de vida en otros planetas. El test utiliza una técnica basada en el uso de líquidos, conocida como electroforesis capilar, para descomponer una mezcla de moléculas orgánicas en sus componentes. Inicialmente fue diseñada específicamente para buscar aminoácidos, los componentes básicos de toda la vida en la Tierra. El método es 10 000 veces más sensible que los métodos actualmente utilizados en misiones de NASA como el róver Curiosity.

Una de las ventajas clave del nuevo modo de emplear la electroforesis capilar es que el proceso es relativamente sencillo y fácil de automatizar para muestras líquidas que se espera conseguir en misiones a mundos océano. Consiste en combinar una muestra líquida con un reactivo líquido, para proceder después con un análisis químico bajo condiciones determinadas por los científicos. Haciendo brillar un láser a través de la mezcla (un proceso conocido como detección de fluorescencia inducida por láser), pueden observarse moléculas específicas desplazándose a velocidades diferentes que quedan separadas en función de la rapidez con que responden a los campos eléctricos.

Los investigadores utilizaron la técnica para analizar aminoácidos presentes en las aguas ricas en sal del Lago Mono de California. El contenido de alcalinidad excepcionalmente alta del lago lo convierten un hábitat difícil para la vida, siendo una excelente copia de las aguas saladas que se cree que existen en Marte o en mundos océano como Encélado (luna de Saturno) y Europa (luna de Júpiter).

Los investigadores pudieron analizar simultáneamente 17 aminoácidos diferentes, elegidos por ser los más comunes en la Tierra y en otros lugares. “Utilizando nuestro método fuimos capaces de distinguir entre aminoácidos que proceden de fuentes no vivas como los meteoritos frente a aminoácidos que provienen de organismos vivos”, explica el investigador principal del proyecto, Peter Willis (JPL).

[Noticia completa]

Actualizado ( Lunes, 30 de Enero de 2017 10:32 )  http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=8120%3Aun-nuevo-test-para-buscar-vida-en-otros-planetas&catid=52%3Anoticosmos&Itemid=74&lang=es
Anuncios

Crestas marcianas de origen diversos

Posted on

En Marte, las crestas de aspecto similar tienen orígenes diversos
30/1/2017 de JPL / Icarus

This view shows part of an area on Mars where narrow rock ridges, some as tall as a 16-story building, intersect at angles forming corners of polygons.

Esta imagen muestra parte de un área de Marte donde estrechas crestas de roca, algunas tan altas como edificios de 16 pisos, se cruzan dibujando polígonos. Crédito: NASA/JPL-Caltech/Univ. of Arizona.

 

Paredes delgadas con forma de lámina, algunas tan altas com un edificio de 16 pisos, dominan una red previamente no documentada de crestas entrecruzadas en Marte, descubierta en imágenes de la nave Mars Reconnaissance Orbiter de NASA. La explicación más sencilla de estas crestas impresionantes es que la lava fluyó penetrando en el interior de fracturas que ya existían en el suelo y luego resistió a la erosión mejor que el material que tenía a su alrededor.

Un nuevo estudio de crestas que dibujan polígonos en Marte se ha ocupado de esta red, que se halla en la región Medusae Fossae que cruza el ecuador del planeta, y redes de aspecto parecido en otras regiones del Planeta Rojo. “El descubrir estas crestas en la región de Medusae Fossae hizo que me embarcara en una búsqueda de todos los tipos de crestas poligonales de Marte”, explica Laura Kerbe (JPL). Las crestas dibujan múltiples rectángulos, pentágonos, triángulos y otros polígonos. Pero a pesar de las similitudes en la forma, estas redes difieren en origen y pueden variar en tamaños desde centímetros a kilómetros.

Las misiones de róveres en Marte han hallado versiones pequeñas que han podido examinar de cerca. Algunas de estas crestas poligonales, como la llamada “Ciudad Jardín” visitada por Curiosity, son vetas depositadas por agua cargada de minerales que se desplazaba por fracturas subterráneas mucho antes de que la erosión dejara las vetas al descubierto. Curiosity también tomó imágenes de crestas que se originaron como fracturas en el barro.

En el otro extremo de la escala de tamaños, las crestas dibujan varios rectángulos de más de 2 kilómetros de anchura en el lugar llamado “Ciudad Inca”, cerca del polo sur de Marte. Pueden ser resultado de fallas subterráneas relacionadas con impactos, con fracturas que se rellenaron con lava ascendente que se endureció y que posteriormente quedó expuesta a la erosión.

“Las crestas poligonales pueden formarse de diferentes modos distintos, y algunos son clave para entender la historia del Marte primitivo”, comenta Kerber. “Muchas de estas crestas son vetas de minerales, y las vetas de minerales nos cuentan cómo circulaba el agua bajo el suelo”.

[Noticia completa]

Actualizado ( Lunes, 30 de Enero de 2017 12:44 )  http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=8119%3Aen-marte-las-crestas-de-aspecto-similar-tienen-origenes-diversos&catid=52%3Anoticosmos&Itemid=74&lang=es

Nuevo modelo de meteorología espacial

Posted on

Un nuevo modelo de meteorología espacial ayuda a simular la estructura magnética de las tormentas solares PDF Imprimir E-mail
27/1/2017 de NASA

These animated images show the propagation of a CME as it erupts from the sun and travels through space, comparing actual NASA and ESA’s SOHO satellite observations on the right to the simulation from the new CME-modeling tool at the Community Coordinated Modeling Center on the left. SOHO observed this CME on March 7, 2011.

Estas imágenes animadas muestran la propagación de una CME cuando estalla en el Sol y viaja por el espacio, comparando observaciones reales del satélite SOHO de NASA y ESA (a la derecha) con la nueva herramienta EEGGL. Crédito:  NASA/CCMC/University of Michigan/Joy Ng.

 

El ambiente espacial dinámico que rodea la Tierra (por el que viajan nuestros astronautas y naves espaciales) puede ser agitado por enormes erupciones solares que arrojan nubes gigantescas de energía magnética y plasma (un gas caliente de partículas con carga eléctrica) hacia el espacio. Los campos magnéticos de estas erupciones solares son difíciles de predecir y pueden interaccionar con los campos magnéticos de la Tierra, produciendo fenómenos de meteorología espacial (auroras, por ejemplo).

Una nueva herramienta llamada EEGGL (de Eruptive Event Generator (Gibson and Low)) ayuda a cartografiar las trayectorias de estas nubes con estructura magnética, llamadas expulsiones de masa de la corona (CME, de sus iniciales en inglés) antes de que alcancen la Tierra.  EEGGL es parte de un modelo nuevo mucho mayor de la corona, la atmósfera exterior del Sol, y el espacio interplanetario, desarrollado por un equipo de la Universidad de Michigan. Construido para simular tormentas solares, EEGGL ayuda a NASA a estudiar como podría viajar una CME por el espacio hacia la Tierra y qué configuración magnética tendrá cuando llegue.

El nuevo modelo es calificado como de “primeros principios” ya que sus cálculos están basado en la teoría de física fundamental que describe el evento, en este caso las propiedades del plasma y la energía magnética libre, que guían del desplazamiento de la CME por el espacio.

[Noticia completa]

Actualizado ( Viernes, 27 de Enero de 2017 10:57 )  http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=8117%3Aun-nuevo-modelo-de-meteorologia-espacial-ayuda-a-simular-la-estructura-magnetica-de-las-tormentas-solares-&catid=52%3Anoticosmos&Itemid=74&lang=es

¿Dónde se esconde el hierro de las supernovas?

Posted on

Se creía que en las nubes de las explosiones de supernova se forman finos granos de hierro. Un nuevo experimento muestra que las cosas no cuadran.

Cuando una estrella de nuestro entorno cósmico desaparece con una poderosa explosión de supernova, debería liberarse una gran cantidad de hierro. Pero cuando se estudian espectroscópicamente las nubes que dejan esas explosiones, se ve que contienen menos hierro del que se espera. La salida a ese dilema hasta ahora había consistido en decir que, al enfriarse la nube, el hierro se condensa en finas partículas de metal de hierro, que no se pueden detectar por medios espectroscópicos. Yuki Kimura, de la Universidad Hokkaido, de Sapporo, y su equipo han abordado ahora la cuestión por medio de un experimento con microgravitación. Han determinado que es muy poco probable que se formen granos de hierro puro en una explosión de supernova.

RCW 103: la nube de una explosión de supernova [rayos X: NASA / CXC / University of Amsterdam / Rea, N. et al.; óptico: DSS].
RCW 103: la nube de una explosión de supernova [rayos X: NASA / CXC / University of Amsterdam / Rea, N. et al.; óptico: DSS].
Los modelos de la condensación de hierro metálico a partir de la fase gaseosa sostienen que, cuando se trata de los átomos de hierro de una nube gaseosa, prácticamente siempre se adhieren entre sí. Esto queda en entredicho con los resultados obtenidos por esos investigadores en un experimento realizado a bordo de un cohete de investigación de JAXA, el organismo espacial japonés. Solo ocurre en alguna colisión de cada cien mil, así que la formación de grandes conglomerados de átomos de hierro en una nube gaseosa parece improbable. Sin embargo, se sabe que en las explosiones de supernova del tipo Ia, sobre todo, se tienen que liberar grandes cantidades de hierro. Esas supernovas se producen en sistemas estelares dobles donde los componentes están muy cerca entre sí y uno de ellos se ha convertido en una enana blanca. Esta va atrayendo materia de su compañera hasta que supera la masa crítica de 1,4 masas solares. La materia degenerada de la enana blanca ya no puede aguantar las condiciones de temperatura y presión, se producen súbitamente reacciones de fusión nuclear y la estrella entera estalla. Se convierte entonces en radiación y gas caliente donde abundaría el hierro. Pero, entonces, ¿dónde se oculta el hierro?

Kimura y sus colaboradores suponen que el hierro se deposita como impureza en granos de polvo preexistentes, de silicatos y carbono, con lo que desaparece de la fase gaseosa. En cualquier caso, ulteriores investigaciones deberán aclarar cómo se comporta el hierro en la fase gaseosa de los restos de una supernova y qué consecuencias tiene para la formación de estrellas y planetas de la generación siguiente.

Más información en Science Advances

Fuente: spektrum.de/Tilmann Althaus

Dafnis en Saturno

Posted on

La sonda Cassini no había hasta ahora tomado fotos detalladas de la diminuta luna Dafnis, que orbita alrededor de Saturno a través de su anillo A.

El célebre sistema de anillos de Saturno no se presenta ante un telescopio que lo observe desde la Tierra como un sistema homogéneo, sino con varios vanos que lo dividen en diferentes anillos, así como subdividen a estos. Para la sonda Cassini, que observa de cerca el planeta anillado desde julio de 2004, resultan visibles muchas más particularidades. Ahora ha tomado por primera vez imágenes detalladas de la diminuta luna Dafnis, que gira alrededor de Saturno dentro de uno de sus anillos. Dafnis tiene en su mayor dimensión ocho kilómetros de largo y está confinada en el vano denominado división de Keeler, al que por medio de su débil gravedad ha despejado de partículas del anillo. La división de Keeler se encuentra en el anillo A, el más externo de los anillos clásicos de Saturno, cerca del borde exterior. Le viene ese nombre del astrónomo estadounidense James Keeler (1857-1900), estudioso de los anillos.

En las fotos de la Cassini se ve a Dafnis como un cuerpo celeste alargado e irregular, con indicios de cráteres de impacto. Se reconocen también dos estructuras alargadas; según los investigadores, serían depósitos de partículas finas del anillo A. Dafnis las habría atraído con su débil gravedad y se habrían posado suavemente en su superficie.

La sonda Cassini fotografió el 16 de enero de 2017 a la luna Dafnis de Saturno, de ocho kilómetros de largo, desde una distancia de 28.000 kilómetros. Son las primeras imágenes detalladas de este satélite, confinado en la división de Keeler del anillo A de Saturno, cuyos 42 kilómetros de ancho están muy comprimidos por la perspectiva. La ondulación del borde del vano está causada por la gravedad de Dafnis [NASA / JPL-Caltech / Space Science Institute].
La sonda Cassini fotografió el 16 de enero de 2017 a la luna Dafnis de Saturno, de ocho kilómetros de largo, desde una distancia de 28.000 kilómetros. Son las primeras imágenes detalladas de este satélite, confinado en la división de Keeler del anillo A de Saturno, cuyos 42 kilómetros de ancho están muy comprimidos por la perspectiva. La ondulación del borde del vano está causada por la gravedad de Dafnis [NASA / JPL-Caltech / Space Science Institute].
Pese a lo pequeña que es la luna, su gravedad tiene un efecto perceptible en el material del anillo A. Se perciben en los bordes de la división de Keeler estructuras onduladas. Se forman al atraer Dafnis a las partículas del anillo cercanas a su órbita y desviarlas así de sus trayectorias. Las imágenes de hace unos ocho años muestran que Dafnis levanta las partículas del anillo hasta dos kilómetros y medio por encima del plano de este. En estos momentos, Saturno está en el equinoccio, así que la luz solar incide con un ángulo muy agudo sobre los anillos, lo que vuelve visibles las estructuras verticales que incluyen. Las ondulaciones que Dafnis induce son formaciones tridimensionales. Cassini fotografió el satélite con un ángulo muy inclinado, así que los 42 kilómetros de ancho de la división de Keeler aparecen por la perspectiva mucho más angostos de lo que son en realidad.

A la izquierda, por debajo de Dafnis, se reconoce un filamento de partículas que la luna ha atraído desde el anillo A. Esa estructura borrosa es real, no es ruido de la imagen. Parece que las partículas de hielo del anillo se van uniendo unas a otras, para luego irse separando de nuevo.
Estas tomas son de gran interés para los investigadores que modelan los discos protoplanetarios de estrellas lejanas, de los que podrían surgir planetas. Saturno ofrece con sus anillos un disco así en miniatura, donde es posible investigar en la realidad los procesos que se producen en aquellos otros.

Más información en NASA.

Fuente: spektrum.de/Tillman Althaus.

Tectónica de placas de hielo

Posted on

La luna Caronte de Plutón tuvo su propia tectónica de placas de hielo
27/1/2017 de Scientific American / Icarus

 Pluto's largest moon, Charon, is covered in cracks and fissures from when a liquid mantle froze and expanded, new research suggests. Credit: NASA/JHUAPL/SwRI

Caronte, la más grande de las lunas de Plutón, está cubierta por fracturas y fisuras que aparecieron cuando el manto líquido se congeló y expandió. Crédito: NASA/JHUAPL/SwRI.

 

La mayor luna de Plutón, Caronte, sufrió procesos similares a la tectónica de placas de la Tierra bajo su superficie,  provocados por un núcleo de hielo congelándose que se expandía y que fracturó la corteza de este pequeño mundo.

Utilizando datos de la nave espacial New Horizons, que pasó por Plutón y Caronte en julio de 2015, Ross Beyer y sus colaboradores del equipo de la misión investigaron las fracturas de la superficie de Caronte para entender cómo se formaron. Notaron algunas similitudes con lo que podemos ver en casa: la geología de la Tierra está controlada por enormes placas de la corteza que flotan sobre un manto viscoso, chocando unas contra otras. Los científicos han descubierto que ciertas estructuras de Caronte parecen haberse formado del mismo modo.

Los investigadores notaron que había fisuras muy parecidas a zonas en expansión del fondo marino o fosas tectónicas de la Tierra. Los científicos también observaron bloques hundidos de la superficie rodeados por fallas, llamados graben, y escarpes, en los que un fragmento de suelo se había desplazado verticalmente respecto de otro. Pero no encontraron ninguna prueba de creación de montañas, un proceso que en la Tierra es provocado por la colisión de placas tectónicas.

“En Caronte sólo observamos estructuras de extensión”, comenta Beyer.  “Sólo vemos fragmentos de la corteza alejándose unos de otros”.  Los científicos planetarios piensan que Caronte tuvo en el pasado un manto liquido bajo una corteza formada casi por completo de hielo de agua. Cuando el manto se congeló, se expandió y la corteza de Caronte tuvo que estirarse para acomodarse a dicha expansión. Esto no ocurre con roca como la que tiene la Tierra, que encoge cuando  solidifica.

[Noticia completa]

Actualizado ( Viernes, 27 de Enero de 2017 10:57 )   http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=8116%3Ala-luna-caronte-de-pluton-tuvo-su-propia-tectonica-de-placas-de-hielo&catid=52%3Anoticosmos&Itemid=74&lang=es

Una expansión más rápida

Posted on

Las lentes cósmicas indican una expansión del Universo más rápida de lo esperado
27/1/2017 de Max Planck Institute for Astrophysics / Monthly Notices of the Royal Astronomical Society

HE0435-1223, located in the centre of this wide-field image, is among the five best lensed quasars discovered to date. The foreground galaxy creates four almost evenly distributed images of the distant quasar around it.

HE0435-1223, situado en el centro de esta imagen, es uno de los cinco cuásares descubiertos que están afectados más claramente por una lente gravitatoria. La galaxia que tiene por delante crea cuatro imágenes del cuásar lejano distribuidas casi de forma regular alrededor de ella. Crédito: NASA, ESA, Suyu (Max Planck Institute for Astrophysics), Auger (University of Cambridge).

 

Utilizando galaxias como enormes lentes gravitacionales, un equipo internacional de astrónomos ha realizado una medida independiente de lo rápido que se expande el Universo. La nueva medida está de acuerdo con estudios anteriores, pero no con medidas del Universo primitivo. Esto apunta a que existe un problema fundamental en el corazón mismo de nuestra comprensión del cosmos.

La constante de Hubble (el ritmo al que el Universo se expande) es uno de los números fundamentales que describe nuestro Universo. Un grupo de astrónomos, la colaboración H0LiCOW, utilizó el telescopio espacial Hubble de NASA/ESA y otros telescopios espaciales y en tierra para observar cinco galaxias y alcanzar una medida independiente de la constante de Hubble. La nueva medida es completamente independiente y está en completo acuerdo con otras medidas de la constante de Hubble en el Universo local que utilizan estrellas variables Cefeidas y supernovas como puntos de referencia.

Sin embargo, el valor medido por la investigadora Sherry Suyu y sus colaboradores (así como los medidos utilizando Cefeidas y supernovas) son diferentes de la medida obtenida por el satélite Planck de la ESA. Pero existe una diferencia importante: Planck midió la constante de Hubble en el Universo primitivo observando el fondo cósmico de microondas. Y aunque el valor de la constante medido por Planck encaja en nuestros conceptos actuales del cosmos, los valores obtenidos por diversos grupos de astrónomos en el Universo local están en desacuerdo con el modelo teórico del Universo generalmente aceptado.

“El ritmo de expansión del Universo empieza a ser medido de modos diferentes con tal precisión que las discrepancias pueden estar posiblemente señalando la existencia de una nueva física que está fuera de nuestro conocimiento actual del Universo”, explica Suyu.

[Noticia completa]

Actualizado ( Viernes, 27 de Enero de 2017 11:00 )   http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=article&id=8115%3Alas-lentes-cosmicas-indican-una-expansion-del-universo-mas-rapida-de-lo-esperado&catid=52%3Anoticosmos&Itemid=74&lang=es