Opinión de Isaac Asimov.

Posted on

Interesantes puntualizaciones de Isaac Asimov. Atención de Bertha Elena Tapia.
https://www.facebook.com/tucerebrodigital/videos/1000361219975333/

Prof. Hebert Pistón Rodríguez
Coordinador de Enseñanza y Divulgación por Uruguay de la LIADA
La Paz. Dpto. de Canelones.
URUGUAY

Asteroide 2014 JO25 en el radar

Posted on

Asteroide de paso cercano 2014 JO25 observado desde el Radiotelescopio de Arecibo

 

El asteroide voló sobre la Tierra sin riesgo alguno para nosotros este miércoles a una distancia de
1,8 millones de kilómetros, es decir, 4,6 veces la distancia de la Tierra a la Luna

Nuevo exoplaneta con muchas posibilidades de habitabilidad

Posted on

eso1712es — Comunicado científico

Un nuevo exoplaneta recién descubierto podría ser el mejor candidato para la búsqueda de señales de vida
Hallada por el método de tránsito una supertierra rocosa en la zona habitable de una tranquila estrella enana roja

19 de Abril de 2017

Un exoplaneta que orbita alrededor de una estrella enana roja, a 40 años luz de la Tierra, podría hacerse con el título de “mejor lugar para buscar signos de vida más allá del Sistema Solar”. Utilizando el instrumento HARPS, de ESO, instalado en La Silla, junto con otros telescopios del mundo, un equipo internacional de astrónomos ha descubierto una “supertierra” en la zona habitable de la débil estrella LHS 1140. Este mundo es un poco más grande y más masivo que la Tierra y es probable que haya conservado la mayor parte de su atmósfera. Esto, junto con el hecho de que su órbita pasa por delante de su estrella, lo convierte en uno de los futuros objetivos más interesantes para desarrollar estudios atmosféricos. Los resultados aparecen en la edición del 20 de abril de 2017 de la revista Nature.

La supertierra recién descubierta, denominada LHS 1140b, orbita en la zona habitable de una débil estrella enana roja llamada LHS 1140, en la constelación de Cetus (el monstruo marino) [1]. Las enanas rojas son mucho más pequeñas y más frías que el Sol y, aunque LHS 1140b está diez veces más cerca de su estrella que la Tierra del Sol, sólo recibe alrededor de la mitad de luz de su estrella que la Tierra y se encuentra en medio de la zona habitable. Desde la Tierra, la órbita se ve casi de canto y, cuando el exoplaneta pasa delante de su estrella en cada órbita, bloquea un poco de su luz cada 25 días.

“Es el exoplaneta más interesante que he visto en la última década”, afirma el autor principal, Jason Dittmann, del Centro de Astrofísica  Harvard-Smithsonian (Cambridge, EE.UU.). “Es el objetivo perfecto para llevar a cabo una de las misiones más grandes de la ciencia: buscar evidencias de vida más allá de la Tierra”.

Las condiciones actuales de la enana roja son particularmente favorables, ya que LHS 1140 gira más lentamente y emite menos radiación de alta energía que otras estrellas de baja masa similares [2]. Para la vida tal y como la conocemos, un planeta debe tener agua líquida en su superficie y retener una atmósfera. En este caso, el gran tamaño del planeta implica que, hace millones de años, podría haber existido un océano de magma en su superficie. Este océano hirviente de lava podría haber proporcionado vapor a la atmósfera mucho después de que la estrella se hubiese calmado, alcanzando su brillo actual y constante, reponiendo así el agua que podría haberse perdido por la acción de la estrella en su fase más activa.

Inicialmente, el descubrimiento se hizo con la instalación MEarth, que detectó los primeros indicios: cambios característicos en la luz que se dan cuando el exoplaneta pasa delante de la estrella. Posteriormente, se hizo un seguimiento crucial con el instrumento HARPS de ESO (High Accuracy Radial velocity Planet Searcher, buscador de planetas de alta precisión por el método de velocidad radial), confirmando la presencia de la supertierra. HARPS también ayudó a establecer el periodo orbital y permitió deducir la masa y la densidad del exoplaneta [3].

Los astrónomos estiman que el planeta tiene al menos 5.000 millones de años. También deducen que tiene un diámetro 1,4 veces más grande que el de la Tierra (casi 18.000 kilómetros). Pero con una masa unas siete veces mayor que la de la Tierra y, por lo tanto, una densidad mucho más alta, esto implica que, probablemente, el exoplaneta está hecho de roca con un núcleo denso de hierro.

Esta supertierra puede ser el mejor candidato hasta el momento para futuras observaciones cuyo objetivo sea estudiar y caracterizar, en caso de tenerla, la atmósfera del exoplaneta. Dos de los miembros europeos del equipo, Xavier Delfosse y Xavier Bonfils, ambos del CNRS y el IPAG, en Grenoble (Francia), concluyen: “Para la futura caracterización de planetas en la zona habitable, el sistema LHS 1140 podría ser un objetivo aún más importante que Proxima b o TRAPPIST-1. ¡Este ha sido un año extraordinario para el descubrimiento de exoplanetas!”. [4,5].

En concreto, con las observaciones que se llevarán a cabo próximamente con el Telescopio Espacial Hubble de la NASA/ESA, se podrá determinar exactamente cuánta radiación de alta energía cae sobre LHS 1140b, por lo que se podrá delimitar su capacidad para albergar vida.

En el futuro, cuando entren en funcionando nuevos telescopios como el ELT (Extremely Large Telescope) de ESO, es probable que seamos capaces de hacer observaciones detalladas de las atmósferas de exoplanetas y LHS 1140b es un candidato excepcional para este tipo de estudios.
Notas

[1] La zona habitable se define por el rango de órbitas alrededor de una estrella en el que un planeta posee la temperatura adecuada para que haya agua líquida en su superficie.

[2] Aunque el planeta se encuentra en la zona en la que, potencialmente, podría existir vida tal y como la conocemos, probablemente no entró en esta región hasta unos 40 millones de años después de la formación de la estrella enana roja. Durante esta fase, el exoplaneta podría haberse visto sometido al pasado activo y volátil de su estrella anfitriona. Una joven enana roja puede expulsar fácilmente el agua de la atmósfera de un planeta en formación que se encuentre cerca, desencadenando un efecto invernadero similar al de Venus.

[3] Este esfuerzo permitió que MEarth detectara otros eventos de tránsito, por lo que los astrónomos pudieron determinar sin lugar a dudas la detección del exoplaneta.

[4] El planeta alrededor de Proxima b (eso1629) está mucho más cerca de la Tierra, pero probablemente no pasa delante de su estrella, por lo que es muy difícil determinar si tiene atmósfera.

[5] A diferencia del sistema de TRAPPIST-1 (eso1706), no se han encontrado más exoplanetas alrededor de LHS 1140. Se cree que los sistemas planetarios múltiples son comunes alrededor de enanas rojas, así que es posible que haya más exoplanetas que hayan pasado desapercibidos hasta ahora porque son demasiado pequeños.

http://www.eso.org/public/spain/news/eso1712/?lang

Nuevo aporte de New Horizons

Posted on

Miden el brillo del Universo con la nave New Horizons

por Amelia Ortiz · Publicada 12 abril, 2017 ·
12/4/2017 de Rochester Institute of Technology / Nature Communications


La nave espacial New Horizons pasó por Plutón y se dirige al Cinturón de Kuiper, en el Sistema Solar exterior. La cámara espacial a bordo de New Horizons, en la ilustración de artista aquí mostrada, podría ser utilizada para volver a medir el brillo del fondo cósmico óptico, según el científico Michael Zemcov (RIT). Crédito: NASA/APL/SwRI.

Imágenes tomadas por la misión New Horizons de NASA en su camino hacia Plutón y ahora en el Cinturón de Kuiper, han proporcionado a los científicos una herramienta inesperada para medir el brillo de todas las galaxias del Universo.

En este nuevo estudio, Michael Zemcov (Instituto de Tecnología de Rochester) empleó datos de archivo del instrumento LORRI de New Horizons para medir la luz visible de otras galaxias. La luz que brilla más allá de la Vía Láctea se conoce como el fondo cósmico óptico. Los descubrimientos de Zemcov proporcionan un límite superior a la cantidad de luz en el fondo cósmico óptico.

La luz del fondo cósmico óptico puede revelar el número y posición de estrellas, cómo funcionan las galaxias y aportar datos sobe la naturaleza peculiar de procesos físicos exóticos, tales como la luz que podría producirse cuando se desintegra la materia oscura. La materia oscura es la sustancia invisible que se piensa que constituye el 85 por ciento de la materia del Universo.

“Este resultado muestra algunas de las posibilidades de hacer astronomía desde el Sistema Solar exterior”, comenta Zemcov. “Lo que estamos viendo es que el fondo cósmico óptico está completamente de acuerdo con la luz de las galaxias y no vemos una necesidad de mucho más brillo extra; mientras que otras medidas previas realizadas desde cerca de la Tierra necesitan mucho brillo extra. El estudio  es una prueba de que este tipo de medida es posible desde el Sistema Solar exterior y de que LORRI es capaz de hacerlo”.

Las naves espaciales que están en el Sistema Solar exterior proporcionan a los científicos asientos en primera fila virtuales para observar el fondo cósmico óptico. La débil luz de las galaxias lejanas es difícil de observar desde el Sistema Solar interior porque está contaminada por el brillo de la luz solar reflejada en el polvo interplanetario.

[Fuente noticia completa]

Una galaxia corriente

Posted on

Hace mucho tiempo y muy lejos, una galaxia corriente

por Amelia Ortiz · Publicada 12 abril, 2017 ·
12/4/2017 de University of California Davis / Nature Astronomy


Los astrónomos han utilizado la gravedad de un masivo cúmulo de galaxias como lente para observar una galaxia increíblemente distante, a unos 13100 millones de años en el pasado. Utilizaron el telescopio espacial Hubble para encontrar la galaxia y confirmaron su edad y distancia con instrumentos del observatorio Keck en Hawái. Crédito: NASA/Keck/Austin Hoag/Marusa Bradac.

Un equipo de astrónomos ha descubierto una de las galaxias más lejanas del Universo, y no tiene nada de extraordinario. “Otros objetos muy lejanos son extremadamente brillantes y probablemente raros comparados con otras galaxias”, explica Austin Hoag (UC Davis). “Pensamos que ésta es mucho más representativa de las galaxias de la época”.

Estas galaxias ultralejanas, observadas tal como eran cerca del principio del Universo, son interesantes para los astrónomos porque se encuentran en la llamada “época de la reionización”, un periodo correspondiente a unos mil millones de años después de Big Bang, cuando el Universo se hizo transparente.

Después del Big Bang, el Universo era una nube de hidrógeno atómico, frío, que bloquea la luz. Las primeras estrellas y galaxias condensaron a partir de esta nube y empezaron a emitir luz y radiación ionizante. Esta radiación fundió el hidrógeno atómico como el sol cálido disipa la niebla, y las primeras galaxias repartieron su luz por todo el Universo. Pero mucho queda perdido en la niebla de la reionización.

“Tenemos un antes y un después, pero no exactamente un cuándo”, afirma Hoag. Hay también cuestiones sobre cuáles fueron los objetos cuya radiación causó la reionización. ¿Se trató principalmente de galaxias o hubo objetos que contribuyeron también, como agujeros negros y estallidos de rayos gamma?

El nuevo objeto, llamado MACS1423-z7p64, se encuentra a un desplazamiento al rojo de 7.6, lo que corresponde a 13100 millones de años en el pasado.

[Fuente noticia completa]

Mancha fría en Júpiter

Posted on

Descubren una Gran Mancha Fría en Júpiter

por Amelia Ortiz · Publicada 12 abril, 2017 ·
12/4/2017 de American Geophysical Union / Geophysical Research Letters


Imagen computarizada de la Gran Mancha Fría tal como sería vista desde un satélite situado justo encima de ella, en órbita alrededor de Júpiter a una distancia de unos 35 000 kilómetros (la mitad del radio de Júpiter). Esta imagen muestra cómo cambió entre 1998 y 2000, tomando formas muy diferentes. Crédito: Tom Stallard.

Una segunda Gran Mancha ha sido descubierta en Júpiter por unos astrónomos, rivalizando en tamaño con la Gran Mancha Roja, creada por las potentes energías de las auroras polares de este enorme planeta.

De apodo la Gran Mancha Fría, se trata de una mancha oscura localizada, de hasta 24000 kilómetros de largo y 12000 kilómetros de latitud, situada en la delgada termosfera del gigante de gas, y que se encuentra unos 200 grados más fría que la atmósfera que tiene alrededor, la cual puede variar en temperatura entre los 416 ºC y los 726ºC.

“Es la primera vez que una estructura meteorológica de la alta atmósfera de Júpiter se ha observado lejos de las brillantes auroras del planeta”, comenta Tom Stallard (Universidad de Leicester, Reino Unido). “La Gran Mancha Fría es mucho más volátil que la Gran Mancha Roja, que cambia lentamente, ya que varía extremadamente de forma y tamaño en el curso de unos pocos días y semanas, pero siempre ha reaparecido en el periodo de tiempo del que tenemos datos para buscarla, más de 15 años”, explica Stallard. “Eso sugiere que se reforma a sí misma continuamente, y como resultado podría ser tan vieja como las auroras que la forman, quizás tenga muchos miles de años de edad”.

La Gran Mancha Fría se piensa que está causada por los efectos del campo magnético del planeta, a causa de las espectaculares auroras de Júpiter que conducen energía hacia el interior de la atmósfera en forma de calor que fluye alrededor del planeta. Esto crea una región de enfriamiento en la termosfera, la capa fronteriza entre la atmósfera que tiene debajo y el vacío del espacio. Aunque no podemos estar seguros de qué es lo que produce esta estructura, un enfriamiento sostenido es muy probable que produzca un vórtice similar a la Gran Mancha Roja.

[Fuente noticia completa]

Asteroide cercano en paso cercano

Posted on

Un gran asteroide brillante pasará cerca de la Tierra el 19 de abril

por Amelia Ortiz · Publicada 12 abril, 2017 ·
12/4/2017 de Scientific American


Esta imagen generada por computadora describe el paso cercano del asteroide 2014 JO25. Este objeto pasará el próximo 19 de abril a una distancia de unos 1.8 millones de kilómetros de la Tierra, o unas 4.6 veces la distancia de la Tierra a la Luna. Crédito: NASA, JPL-Caltech.

Un gran asteroide pasará cerca de la Tierra el 19 de abril. Pero que no cunda el pánico: NASA dice que no chocará contra nuestro planeta. Aunque se acercará mucho para lo que es habitual en un asteroide de ese tamaño.

De nombre 2014 JO25, esta gigantesca roca espacial mide aproximadamente 650 metros de diámetro, aproximadamente la altura de la Torre de Shanghai, el edificio más alto de China y el segundo más alto del mundo. Pasará por la Tierra a una distancia de 1.8 millones de kilómetros, casi cinco veces la distancia entre la Tierra y la Luna.

“Hay asteroides pequeños que pasan a menos de esta distancia de la Tierra varias veces por semana, pero el próximo paso es el más cercano de un asteroide conocido de este tamaño o mayor, desde que el asteroide Toutatis, de 5 km, pasó a menos de 4 distancias lunares en septiembre de 2004”, explica un portavoz de NASA.

“El encuentro del 19 de abril proporciona una oportunidad excelente para estudiar este asteroide y los astrónomos planean observarlo con telescopios de todo el mundo para aprender sobre él tanto como sea posible”, informa NASA. “Han sido planeadas observaciones con el Radar del Sistema Solar de Goldstone y el Observatorio de Arecibo en Puerto Rico, y las imágenes de radar que se obtengan podrían revelar detalles de la superficie de tan solo unos pocos metros de tamaño”.

[Fuente noticia completa]